Alberto Fernández y un sentido adiós

El presidente Alberto Fernández participó ayer en Casa Rosada de la despedida de Diego Armando Maradona, en medio de un clima de profunda emoción, con saludos sentidos para la familia del astro y la ofrenda de una camiseta de Argentinos Juniors que colocó sobre el féretro, al igual que un pañuelo de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez, que entregó un ramo de rosas rojas, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, Fernández arribó poco antes de las 11 a la sede gubernamental, con un traje y corbata negros en señal de luto por la muerte del astro. El mandatario nacional ingresó por la explanada de Balcarce 50, donde lo esperaban el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y varios de sus ministros.

En el Salón de los Bustos, Fernández se abrazó con el periodista “Tití” Fernández, y luego subió a su despacho. Momentos después, al visitar el salón donde se encontraban los restos del astro futbolístico, se interrumpió por un momento el ingreso del público a la Casa Rosada. Primero saludó con un sentido abrazo a la exesposa Claudia Villafañe y a dos de las hijas, Dalma y Giannina, además de otros familiares y allegados presentes. También el Presidente ubicó sobre el cajón dos pañuelos blancos de Madres de Plaza de Mayo y Abuelas. Entre los ministros que asistieron a la despedida estuvieron Matías Lammens (Turismo y Deportes), Felipe Solá (Relaciones Exteriores), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Mario Meoni (Transporte) y Ginés González García (Salud), como también el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

A la tarde, con emoción, la vicepresidenta Cristina Kirchner despidió a Diego. La titular del Senado ingresó a la sede gubernamental pasadas las 14.30, en medio de intensos incidentes que se registraron en los alrededores de Balcarce 50. Justo cuando la Policía de la Ciudad intentaba bajar la tensión en las calles, Cristina Kirchner llegó a la Rosada, donde expresó sus condolencias a la familia del astro futbolístico.

La presencia de la vicepresidenta junto al ferétro llevó a que se cerraran momentáneamente las puertas al público en momentos en que cientos de hinchas pugnaban por acceder a la Casa Rosada. Para la tarde de ayer estaba prevista una sesión en el Senado, pero se suspendió el temario y solo se realizó un homenaje al “Diez”, por lo que la vicepresidenta se trasladó desde el Congreso a la Casa Rosada.

El homenaje de Nápoli

Todos los jugadores de Nápoli salieron a la cancha vistiendo la camiseta número 10, en homenaje al ídolo Maradona. En la previa del encuentro por Liga de Europa con Rijeka de Croacia, titulares ingresaron al -hasta ayer- estadio “San Paolo” con la casaca que inmortalizó el astro. Después se llamará “Maradona”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...