Demoran a 102 personas por violar la cuarentena

Un megaoperativo se concretó en la mañana de ayer en inmediaciones del barrio San Guillermo donde se habían concentrado alrededor de unas ciento ochenta personas y cerca de cien autos y motos, los cuales además de violar la cuarentena se encontraban provocando disturbios en la zona.

 

El operativo estuvo supervisado por el jefe de Policía comisario general Guillermo Ernesto Corro y el comisario mayor Carlos Mamaní.

 

Esta situación habría motivado que los vecinos de la zona que se encuentran ubicados cerca de los boliches sobre la colectora de la ruta nacional Nº 9 realizaran varios llamados solicitando la presencia de la policía en el lugar.

Fuentes policiales informaron que aproximadamente a las dos y media de la mañana efectivos policiales que recorrían la zona habrían logrado que los asistentes se movilizaran hacia el sur donde existen varias concesionarias de autos.

Posteriormente y una vez que la policía se alejó del lugar los asistentes a esta reunión social donde se escuchaba música, se bailaba y no se respetaban las medidas de bioseguridad, como la distancia social y el uso de barbijo, nuevamente regresaron a la zona continuando de esa manera la fiesta.

Vecinos y comerciantes de la zona informaron a El Tribuno de Jujuy que estas reuniones se realizan especialmente los fines de semana y los días feriados y que normalmente asisten muchas personas, pero nunca como en la madrugada de ayer donde se notaba una gran concurrencia, que se le atribuye al hecho de que no estén habilitados los boliches o los lugares bailables a los que normalmente suelen concurrir estos jóvenes que colmaron los espacios verdes y la calzada.

Gran despliegue policial

Alrededor de las cuatro de la mañana se inició un importante despliegue policial cubriendo los distintos ingresos a la zona, uno ubicado en el norte a la altura de la avenida Riobamba y el otro en el sur cerca de una estación de servicio.

La sola presencia policial provocó corridas y que los conductores de un Fiat Uno rojo y el de un Volskwagen Gol arremetieran contra cuatro efectivos policiales que salvaron sus vidas de manera providencial.

Una vez que fueron reducidos se les inició una causa penal quedando detenidos por averiguación de antecedentes y puestos a disposición de la Justicia.

Se detuvo a ciento dos personas y se secuestró 30 autos y un número similar de motos, quedando en el lugar una importante cantidad de automóviles cerrados en el lugar.

En el lugar además del jefe de policial Guillermo Corro se encontraban los efectivos del Cuerpo de Infantería que colaboraron con el traslado de los demorados a la central de policía, del Comando de Seguridad y Prevención de capital y Seguridad Vial que tuvieron a su cargo los test de alcoholemia.

Todos los demorados fueron sancionados con actas contravencionales por violar la cuarentena por la pandemia.

En Alto Comedero y Palpalá

Un importante despliegue de efectivos policiales se cumplió en la noche del sábado y la madrugada del domingo en diferentes puntos de la provincia. Fuentes policiales indicaron que por disposición del Ministerio de Seguridad se llevaron a cabo controles en diferentes rutas y ciudades del territorio jujeño.

En Alto Comedero

Pese a no estar funcionando los boliches de la zona, especialmente aquellos ubicados a la vera de la ruta nacional Nº 9, la policía realizó controles destinados a la prevención de robo de motos y la circulación con los mencionados vehículos contando con toda la documentación en regla y cumpliendo con las medidas de seguridad, especialmente el uso de casco.

En Alto Comedero personal perteneciente al Comando de Seguridad y Prevención de la Zona Sur junto a efectivos del Cuerpo de Infantería de la Unidad Regional 7 procedió a la demora de setenta y cinco personas, secuestrando vehículos y motocicletas carentes de documentación, como así también se labraron las respectivas actas contravencionales a los protagonistas, el dispositivo se llevó a cabo en la madrugada desde la una a las siete de la mañana.

En Palpalá

En la ciudad siderúrgica y de acuerdo a la información recabada por este medio, donde actuaron efectivos de la Unidad Regional 8 pertenecientes a diferentes Divisiones se demoró a cuarenta personas por averiguación de antecedentes e infligir la cuarentena, el secuestro de treinta y cuatro motocicletas y cinco automóviles por falta de documentación y conducir en estado de ebriedad, quedando los mismos a disposición de la Justicia. En la ciudad de Palpalá las personas en infracción fueron trasladadas al Juzgado Contravencional que funciona en dependencias del Concejo Deliberante de esa ciudad donde se labraron las actas correspondientes.

Fiestas en Los Perales y Moreno

Entre las disposiciones impuestas por el COE en la lucha contra el Covid-19, cabe mencionar la prohibición de realizar fiestas bailables u organizar eventos con gran concentración de gente. Entre los operativos concretados en horas de la madrugada de ayer el jefe de policía de la provincia de Jujuy, Guillermo Ernesto Corro, informó sobre el cierre de dos fiestas ilegales que se realizaban en los barrios de Los Perales y en Mariano Moreno.

El funcionario indicó que en ambos casos fueron demorados una importante cantidad de personas mayores de edad y muchos adolescentes, algunos de los cuales no estaban acompañados de familiares. Todos los demorados fueron trasladados a la jefatura de policial donde se les labró la correspondiente acta de contravención al Decreto 367/2020 a través del cual se prohíbe este tipo de eventos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...