¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
27 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El histórico acto de Alberto Fernández y Evo Morales

Jueves, 31 de diciembre de 2020 13:21

Quedará en la historia de La Quiaca la visita del presidente Alberto Fernández, quien con algunos de sus principales funcionarios llegó a la localidad fronteriza para despedir al expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien regresó a su patria luego de estar refugiado en el país tras el Golpe de Estado que sufrió su país.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Quedará en la historia de La Quiaca la visita del presidente Alberto Fernández, quien con algunos de sus principales funcionarios llegó a la localidad fronteriza para despedir al expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien regresó a su patria luego de estar refugiado en el país tras el Golpe de Estado que sufrió su país.

Esta visita además significó retomar las relaciones diplomáticas, que estaban cortadas luego de la asunción de Jeanine Añez.

 

El Estado Plurinacional de Bolivia es un socio estratégico de Argentina, en materia de energía, comercio y especialmente lazos culturales, cuando las ciudades argentinas limítrofes con ese país están pendientes de retomar la actividad que implica el desarrollo para los pueblos fronterizos.

El anuncio de que Evo Morales retornaba vía terrestre a su país generó mucha expectativa en todo Jujuy, por ser una provincia en la cual hay una importante comunidad de ciudadanos "tricolor".

Morales arribó al aeropuerto "Horacio Guzmán", y luego se trasladó hasta el barrio Cuyaya, para visitar y dialogar con la dirigente social Milagro Sala.

Durante el encuentro, el expresidente recordó que lo más importante es la unidad y reivindicación de los pueblos originarios. "Lo más importante es la unidad de los indígenas y trabajadores superando los problemas internos, nunca debemos claudicar en nuestra ideología", enfatizó.

Al tiempo que añadió: "mucha fuerza hermana Milagro Sala, estamos contigo y nunca te vamos abandonar como pueblo".

Mientras eso ocurría, Fernández ya estaba en La Quiaca, proveniente de Bolivia, donde asistió a la asunción de Luis Arce Catacora como presidente constitucional.

Morales continuó viaje por ruta nacional 9 hasta La Quiaca, a donde llegó alrededor de las 23 del 8 de noviembre.

En el Hotel de Turismo, a diferencia de Alberto, Evo estuvo renuente a acercarse a saludar a cientos de personas que aguardaban su llegada.

Con banderas whipalas y tricolores, apenas lograron saludarlo, mientras el líder boliviano inmediatamente fue al encuentro del presidente argentino y su comitiva, con quienes compartió una cena.

El lunes 9, la Facultad de Humanidades de la Unju le entregó a Morales el "Diploma de Profesor Honorífico", resaltando el crecimiento socio económico, las políticas de inclusión, igualdad y ampliación de derechos, como las relaciones binacionales en educación, energía y cultura" registrados durante su gobierno.

También dialogó con varios dirigentes quiaqueños que colaboraron con quienes lograban escapar de Bolivia, durante la corta y fatídica dictadura en Bolivia, que produjo muertes y detenciones arbitrarias.

 

El acto

En el paso internacional "Horacio Guzmán", tuvo lugar un emotivo acto. A Alberto y Evo los esperaban cientos de personas, de ambos lados de la frontera, que le daban el marco al histórico acto.

Allí el exmandatario pudo dirigirse a la multitud. Visiblemente emocionado, entre sus palabras más destacadas dijo: "el 18 de octubre el pueblo dijo que no hubo fraude en 2019, la mejor prueba el 55% del MAS", enfatizó el líder.

Agregó que "con democracia y sin violencia se recuperó la patria, a partir de la victoria de Luis Arce en las elecciones".

Para finalizar añadió: "alguien me dijo Evo, nos has abandonado. Yo le dije: si me quedaba tenía dos caminos, el cementerio o Estados Unidos", relató.

Mientras Alberto Fernández pronunció: "es el deber de cada uno de nosotros ir en socorro de aquellos pueblos que se ven amenazados y lastimados, por el levantamiento que sufrió Evo y Bolivia. Estoy feliz, de haberle tendido una mano a Evo y Álvaro (García Linera, exvicepresidente), a los compañeros de Bolivia", remarcó.

Seguidamente, los principales oradores se saludaron afectuosamente para después recorrer los cien metros que separan Argentina del vecino país. Allí Morales fue recibido por organizaciones sociales, sindicalistas y trabajadores mineros, para posteriormente continuar su retorno triunfal hasta su localidad de origen en el trópico de Cochabamba.

El encuentro tuvo sus primeros frutos, porque en una reunión entre las cancillerías desarrollada en La Paz, se acordó la apertura de fronteras con Bolivia después de haber permanecido cerradas por el Golpe de Estado y la pandemia.

Para La Quiaca fue un hecho relevante, porque de esa manera se evita el contrabando desmedido, evasión fiscal por parte de grandes comerciantes, paso ilegal de personas y otras situaciones debido al cierre del puente internacional

Volvió a Bolivia casi un año  después de lograr salvar su vida 

El expresidente Evo Morales regresó a Bolivia casi un año después de su abrupta salida del país y un día después de que Luis Arce -de su partido el Movimiento Al Socialismo -asumiera la presidencia de la nación andina.

"No dudaba que íbamos a volver, pero no estaba seguro que iba a ser tan pronto", afirmó Morales desde La Quiaca, antes de ingresar a su país acompañado del presidente argentino Alberto Fernández durante un acto de despedida que organizaron sus simpatizantes.

Morales vivió durante su niñez en la provincia de Jujuy y se educó en la escuela pública argentina, cuando llegó para que el padre trabajara en la zafra de uno de los ingenios azucareros jujeños.

Morales inició en La Quiaca una caravana hasta llegar dos días después a Chimoré, el lugar desde el que el 11 de noviembre de 2019 salió hacia México después de anunciar que renunciaba a la Presidencia de Bolivia forzado, según dijo, por un Golpe de Estado, en el que estuvo en peligro su vida.