De la Puna jujeña al "gigante" Aconcagua

Un jujeño hizo cumbre en el Aconcagua. La referencia es para Armando Chuichuy, de 29 años de edad, nacido también en zona de altura como lo es nuestro Nevado del Chañi, en el primer campamento base (conocido como Casa Mocha).

Chuichuy es guía no profesional pero posee gran capacitación en senderismo y experiencia de altura, además es referente de Puna Xtreme, que promueve experiencias de alto impacto físico en localidades puneñas, buscando beneficiar a los emprendimientos locales, generando fuente genuina de trabajo.

Sobre esta experiencia cuenta que desde niño tuvo el sueño de hacer la cumbre que alcanza los 6.990 metros de altura. Eso sucedió porque de muy pequeño tomó contacto con montañistas que llegaban a El Chañi, a quienes escuchaba sobre la experiencia de ascender al Aconcagua.

Además, relató que en todo momento y con todas las personas con las que tuvo contacto, no perdió oportunidad para contarles de nuestros bellos paisajes y tradiciones jujeñas.

La preparación

Hace 2 años atrás, Armando Chuichuy empezó con la búsqueda de información sobre esa montaña.

Se vio soprendido, principalmente ante los costos que implicaba un ascenso de tal naturaleza. En julio del año pasado, un jujeño que trabajaba en Mendoza lo contacta para invitarlo a adquirir experiencia. Arribó en noviembre, al Parque Provincial Aconcagua para prestar servicios en la empresa Lanko, ubicado en Plaza de Mulas (4.300 metros de altura).

Pasaron los meses, y con autorización de la empresa y un fuerte proceso de aprendizaje y adaptación, junto al equipo necesario, el 15 de febrero pidió unirse a la expedición que había llegado a la base, guiada por Pablo Tapior, profesor de la escuela de montaña de Mendoza. Es así que el 19 de febrero llegaron a Nidos de Cóndores (casi 5.300 m de altura), y cuenta que si bien sintió la exigencia del ascenso, en todo momento fue acompañado y motivado por el guía y los compañeros, que en total eran ocho.

La cumbre

"El día 21 de febrero a la 3 de la madrugada arrancamos hacia la cumbre, ya no tenía dolor de cabeza; estaba muy contento. Saqué hojas de coca y las ofrendé a la Pachita, pidiendo que me ayude y me dé fuerzas. Pasamos por duros caminos, rocas muy grandes, fuertes vientos, y demasiado frío. Llegamos a Las Cuevas, un sitio a 6.700 metros de altura. Finalmente a las 15 del día 21 de febrero cuando hicimos cumbre en el Aconcagua", relató Chuichuy.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...