EEUU ofrece recompensa de 15 millones de dólares por Maduro

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció ayer la presentación de acusaciones judiciales por narcotráfico y lavado de dinero contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por cuya captura -o información conducente a ella- el Departamento de Estado ofrece la suma de 15 millones de dólares.

La decisión fue confirmada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien en su cuenta de Twitter dijo: "Hoy, Estados Unidos anunció recompensas para llevar ante la Justicia a los exfuncionarios del régimen de Maduro responsables del tráfico internacional de narcóticos".

"La gente de #Venezuela merece un gobierno transparente, responsable y representativo que atienda las necesidades de las personas", agregó el funcionario estadounidense.

La medida supone profundizar la presión de Washington para forzar la salida del poder de Maduro, a quien, además de considerar como gobernante "ilegítimo", le atribuye ser líder de un cártel de drogas en colaboración con la exguerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), publicó ayer BBC Mundo.

La Justicia de Estados Unidos acusa en concreto a Maduro, entre otros cargos, de haber recibido 5 millones de dólares por parte de las Farc en 2006 cuando era canciller en el gobierno de Hugo Chávez.

Además, medios estadounidenses anunciaron, citando fuentes judiciales, que el Gobierno de Donald Trump designará a Venezuela como Estado patrocinador del terrorismo, según reseñó la agencia de noticias Ansa.

La designación colocaría a Venezuela en compañía de solo otros cuatro países (Corea del Norte, Irán, Sudán y Siria) a los que Estados Unidos acusa de haber "brindado apoyo en repetidas ocasiones a actos de terrorismo internacional".

Además, una decisión en ese sentido permitiría al Gobierno de Estados Unidos implementar sanciones más paralizantes al Gobierno de NicolÓsMaduro.

Además, el Departamento de Estado ofrece hasta 10 millones de dólares por datos de otros líderes venezolanos acusados de narcotráfico: el presidente de la asamblea nacional "ilegítima", Diosdado Cabello Rondón; el exjefe de inteligencia militar, Hugo Carvajal Barrios; el exgeneral del ejército Clíver Alcalá Cordones, y el ministro de Industria y Producción Nacional, Tareck Zaidan El Aissami Maddah.

El fiscal general Barr no quiso confirmar si es la primera acción de este tipo en la historia contra un gobernante. "No reconocemos a Maduro como presidente de Venezuela, pero esto ya pasó con (Manuel Antonio) Noriega (en Panamá a finales de los 80), a quien tampoco reconocíamos".

Barr defendió que la decisión se haya tomado pese a la actual crisis sanitaria mundial del coronavirus: "Es lo mejor que podemos hacer en este momento: hacer lo posible para que el pueblo de Venezuela pueda salir de esta gente", dijo.

Estados Unidos considera que existe una "conspiración para el narcoterrorismo" entre el llamado cártel de Los Soles, formado supuestamente por autoridades venezolanas y liderado por Maduro, y las guerrillas Farc desde el año 1999 hasta la fecha.

Por eso acusa también a Ivan Márquez y Jesús Santrich, excomandantes de la exguerrilla colombiana que entraron en desacato con el proceso de paz firmado con el Estado colombiano.

Actualmente, Márquez y Santrich se encuentran en paradero desconocido tras haber anunciado su vuelta a las armas en 2019.

El líder chavista dice que Colombia tiene planes de ataque

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que existe un supuesto plan violento, que se teje desde “el poder” en Colombia y bajo las órdenes Washington, en una jornada en la que Bogotá informó de la incautación de un arsenal de armas automáticas cerca de la frontera entre ambos países.

“Un núcleo terrorista que se entrena en Riohacha (Colombia) que está compilando armas y dice que va a atacar a Venezuela en cualquier momento” denunció el presidente durante una declaración realizada el martes a la noche desde el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas. Maduro precisó que informó que un sujeto, de nombre Jorge Molinares, confesó estos planes al ser detenido el lunes, cuando “se trasladaba de Barranquilla a Riohacha” con un “arsenal de armas” y “equipos tácticos de guerra” que le fueron decomisados por la Dirección de Contrainteligencia Militar venezolana.

“Todos esos fusiles”, prosiguió Maduro, iban a ser entregados a otro sujeto, “alias Pantera”, de quien se conocerán más detalles, cuando se prevé una comparecencia del ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, para explicar este asunto. El gobernante se mostró “comprometido” a “defender la paz y la estabilidad de Venezuela en cualquier circunstancia”, y consideró “miserable” que existan estos supuestos planes cuando el país atraviesa por una cuarentena que busca evitar la propagación del covid19.

La denuncia del mandatario venezolano coincidió con un operativo realizado por las autoridades colombianas que incautaron un arsenal de 26 fusiles de asalto AR-15 y accesorios de uso militaren en el norte del país, informó la agencia de noticias EFE. En el vehículo las autoridades también encontraron 30 miras láser, 37 visores nocturnos, ocho silenciadores, chalecos antibalas, cascos y otros elementos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...