"El coronavirus dejó en evidencia la desigualdad"

El presidente Alberto Fernández aseguró ayer que “el coronavirus dejó en evidencia la desigualdad de la injusticia en la Argentina”, en la que se ven sectores “muy necesitados, que viven hacinados, no acceden al agua, no tienen cloacas y caminan entre aguas servidas”, pero dijo que desde el Gobierno impulsa un cambio hacia un modelo de país “mucho más igualitario”. “El coronavirus dejó en evidencia la desigualdad de la injusticia en la Argentina. Desigualdad porque vemos sectores muy necesitados, son los que más padecen la enfermedad, porque viven hacinados, no acceden al agua, no tienen cloacas, viven en algunos casos caminando entre aguas servidas”, asumió el mandatario en diálogo con AM 750.

Agregó que “uno no puede ver eso y decir acá no pasa nada” y afirmó que por eso lo que intenta es “llamar la atención de la necesidad de diseñar otro modelo de país, mucho más igualitario”. “La pandemia nos deja a todos una gran oportunidad de asumir lo que ocurre y corregirlo. Nosotros hemos ganado la elección y nosotros debemos impulsar ese cambio”, señaló el jefe de Estado. Respecto a esto, asumió que el Gobierno debe “tratar de hacerlo en un ámbito de consenso”, pero advirtió: “A una acción nuestra, seguramente habrá una reacción que trate de impedirlo”.

También dijo que “después de muchos años la gente lo que ve es que tiene un gobierno de todos”, en el que “todos hablan, donde todos conviven” y aclaró que eso sucede a pesar de que no todos piensan igual. “Yo creo que la Argentina una de las cosas que pondera del presente es que durante muchos años tuvo el gobierno de los unos y el gobierno de los otros. Y cuando estaban los unos, los otros estaban en contra y cuando estaban los otros, los unos se oponían”, dijo el Presidente. En ese sentido, manifestó que “después de muchos años, tal vez producto de la necesidad de la pandemia, ahora la gente lo que ve es que tiene un gobierno de todos, donde todos hablan, donde todos conviven”. Asumió también que tiene “clarísimo” que el modelo de país del que él habla, “la gente de Cambiemos lo rechaza”. También reconoció que “la Argentina es un país que dice ser federal pero no lo es, es un país muy unitario, en todos sus órdenes”, debido a que “concentra poder el Estado nacional y concentran poder los estados provinciales respecto de los municipios”.

En ese sentido, advirtió que “el país, poco a poco, fue perdiendo la posibilidad de que haya más autonomías en las provincias para tener su propio desarrollo y cada vez depende de la discrecionalidad del poder central” y opinó: “Yo creo que es un mal modelo de país”. “¿Por qué se fue convirtiendo en esto? Porque hubo un diseño de país, que creo no fue hecho con maldad. Fue diseñado con la mirada puesta esencialmente en el puerto”, explicó. El Presidente sostuvo que “construyeron un país con una cabeza inmensa, que es Buenos Aires, y después irradiaron caminos, rutas, ferrocarriles, hacia el interior para que fuera llegando a Buenos Aires la riqueza de esos lugares”. Agregó que “eso genera mucha desigualdad y esa desigualdad se profundizó cuando los ferrocarriles desaparecieron”, por lo que concluyó que “ese diseño de país es muy injusto”.

Primera dama La primera dama Fabiola Yañez se reunió ayer con autoridades de Unicef Argentina, con quienes abordó la importancia de “promover los derechos de los niños en sus primeros años”. El encuentro se llevó a cabo en el marco de la campaña global de Unicef “La Primera Infancia Importa”, en la que el equipo de la organización presentó “la situación actual de los chicos y las chicas en el país, la población más afectada por la pobreza, y los proyectos que el organismo lleva adelante para garantizar sus derechos en los primeros tramos de la vida”. Además, Yañez y las autoridades de Unicef hablaron de “los resultados del estudio Efectos del Covid-19 sobre la pobreza infantil” y de “la desigualdad en Argentina y los proyectos en los que el organismo trabaja en el país, en el marco de la cooperación, específicamente en primera infancia”, se informó en un comunicado.

Villa Azul suma casos

Otros 53 casos dieron positivo por coronavirus entre los habitantes de Villa Azul, ubicada entre los partidos bonaerenses de Quilmes y Avellaneda, en el sur del conurbano, por lo que son 145 los contagiados confirmados en ese asentamiento, se informó anoche. El municipio de Quilmes reportó que los nuevos infectados forman parte de los 101 habitantes que el lunes tenían síntomas de Covid-19 y al ser casos sospechosos se les realizó el hisopado correspondiente. En la jornada de ayer se hisoparon 81 personas al tener síntomas compatibles de coronavirus.

El secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil, Fernando “Chino” Navarro, destacó el trabajo “codo a codo” que realiza el Gobierno junto a organizaciones sociales y los curas villeros en el barrio bonaerense Villa Azul y aseguró que la decisión de aislar a ese aglomerado fue tomada “en conjunto con los vecinos del barrio”, a partir de la multiplicación de los casos de coronavirus en los últimos días. “La decisión de aislar fue tomada por (los intendentes) Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mayra Mendoza (Quilmes) en conjunto con los vecinos del barrio”, afirmó Navarro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...