¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
19 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Mujeres trans solicitan que las dejen de maltratar y discriminar

Aseguran ser violentadas frecuentemente por policías, por otras personas y excluidas del sistema laboral.Esperan poder tener mayor acceso a la Justicia, a la educación y que sean tratadas por la sociedad como se autoperciben.
Viernes, 05 de junio de 2020 01:04

La provincia de Jujuy mediante la aprobación de la Legislatura adhirió a la Ley de Identidad de Género que fue aprobada a nivel nacional en el 2012, dicha adhesión causó alegría en la comunidad Lgtbiq que pide igualdad.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La provincia de Jujuy mediante la aprobación de la Legislatura adhirió a la Ley de Identidad de Género que fue aprobada a nivel nacional en el 2012, dicha adhesión causó alegría en la comunidad Lgtbiq que pide igualdad.

En ese marco mujeres trans visibilizaron su situación marcada por agresiones policiales, discriminación social y la falta de acceso al sistema laboral.

"Con la ley esperamos que esto no siga ocurriendo porque ahora se pueden destinar ingresos que tienen que ver con la capacitación para evitar actos discriminatorios y agresivos hacia nosotras. Hay una convicción en las políticas públicas que tras esta norma se requiere de la sociedad civil organizada para que se haga efectiva, de nosotras y el compromiso del Estado depende que se conozca esta ley, se brinden herramientas y se la aplique como debería", mencionó Lourdes Ibarra, referente de la Fundación "Damas de Hierro".

Cabe mencionar que desde esa fundación que trabaja en la provincia por los derechos de esa comunidad, hace dos semanas denunciaron ante Fiscalía de Estado maltrato policial y de transeúntes varones en el ambiente de la noche.

"Pudimos filmar esta situación, hay chicas muy vulneradas que necesitan salir a trabajar sexualmente. Ellas estaban trabajando y el patrullero dio vueltas por donde estaban, en la avenida había muchos hombres tomando pero a ellas las interceptaron, las trataron de masculinos y encima no tenían barbijos ni guantes. Ellas le reclamaron que debía tratarlas un personal femenino", comentó.

Mejorar el acceso a la educación, al trabajo, a la salud y a la Justicia son otros puntos que la comunidad Lgtbiq espera que se revean y mejoren a partir de esta adhesión, y también incluir todo esto en la formación de los efectivos policiales.

Por su parte, Yohana, otra de las mujeres trans entrevistadas indicó que "esperamos ver un cambio porque la ley está desde hace mucho tiempo y acá siempre nos trataron igual. Hasta hubo algunas veces que no nos tomaban las denuncias cuando denunciamos maltrato".

Desde la aparición de la pandemia tuvieron más complicaciones que antes para trabajar, "por la identidad que portamos las empresas no nos toman, son muy discriminadores en Jujuy y tienen la mente muy cerrada. Yo trabajé un momento en un Centro de Acceso a la Justicia pero sufrí discriminación y me terminaron sacando, hasta tuve que meter el Inadi para que haga algo", agregó.

Fines administrativos

Lourdes Ibarra comentó que el proyecto de adhesión tuvo también fines administrativos porque la comunidad trans tuvo muchos problemas este último tiempo con la legislación provincial porque al momento de realizar ciertas gestiones no se regía según la ley nacional.

Al respecto sostuvo que "por ejemplo nos pasaba que según la ley todas las prestaciones sociales, prepagas y obras sociales brinden el cien por ciento de cobertura de hormonización y de cirugía, pero cuando íbamos a reclamar esto en obras sociales nos decían que no les correspondía porque en Jujuy no estaba esa normativa, entonces no accedíamos a la ley. Ni siquiera en casos de cáncer de mamas".

"Para los menores también había problemas porque tenían que pagar para cambiar el nombre de identidad de género. Se pagaba por algo que debía ser gratis. O lo mismo pasó con compañeras que tenían bienes a su cargo, cuando hacían el cambio de identidad tenían que revendérselos a ellas mismas, y volver a pagar el título. Eso pasaba porque Jujuy no adhería a la ley", finalizó.

“Nos tratan como masculinos”

Las entrevistadas explicaron que muchas de ellas tuvieron a lo largo de su vida diversos problemas por no ser aceptadas por sus familias obligándolas a salir de adolescentes a trabajar para poder vivir y al cerrarles las puertas de muchos espacios laborales ingresaron al trabajo sexual. Una de las cuestiones que marca la ley es que toda persona debe ser tratada como se autopercibe, es decir, según su identidad de género.

“Somos extorsionadas”

Al respecto, Yohana aseguró que “siempre tenemos problemas con la policía y somos extorsionadas, esto viene pasando desde hace mucho. Yo estoy en la calle desde los 14 años y ahora tengo 30, y siempre viví esas agresiones. Hay mucho maltrato físico, nos tratan mal y como masculinos, los efectivos siempre son varones encima y nos prepotean. El ambiente de la noche es duro”.

“Hay parte de la sociedad que sí nos acepta y nos trata bien, pero otra que no. Nosotras no trabajamos porque queremos hacer esto, sino porque la necesidad es grande. Muchas no tienen dónde vivir, tienen que pagar alquileres y pasaron momentos duros durante su vida, la mayoría trabajamos de muy chicas. Nos ayudamos cuando alguna tiene un problema, cuando alguna sufre una golpiza como pasó hace poco, la llevamos al hospital”.

Otro testimonio

POR FALTA DE OPORTUNIDADES LABORALES / DEBEN OPTAR POR LA PROSTITUCIÓN

Delfina, otra mujer trans relató su situación “yo soy trabajadora sexual, hace poco tuve problemas con la policía, me pegaron mucho, me bajaron los pantalones y me trataron como varón. A veces hasta nos piden plata o se burlan de nosotras. También nos pasa lo mismo con otras personas, aunque también está la gente y los policías que no son así. En la noche pasamos muchas cosas, es muy difícil”. “No queremos seguir siendo humilladas ni discriminadas. Quiero que seamos aceptadas, no somos personas de otro mundo, somos como todos. Yo quiero conseguir otro trabajo y que me traten como mujer, pido libertad. Parece que muchos policías y mucha gente nos odia porque somos así. Encima siempre los policías son hombres, nunca van mujeres”, finalizó.