Sembrar con la esperanza  que todo pase y pronto

No es común conocer la trastienda de una góndola de verduras. Recorrer la zona de San Pedrito, al norte de la localidad de Maimará, es ver desde la ruta los rastrojos, los más hoy de color tierra trabajada. Un vecino se acerca para conversar, nos cuenta que los insumos aumentaron un 30% o más: el abono, los fertilizantes, las semillas. Nos acompaña hasta un alto desde donde podemos sacar las mejores fotos, mientras tira datos que nos hacen pensar que tras un paquete de acelga, además de trabajo, hay mucha preocupación. Luego conversamos con Paulino Champa, productor de la zona, quien relató que "en marzo teníamos más que nada algo de verdura de todo tipo. Había cantidad en toda la zona que es productiva, y las llevan los intermediarios a distintos puntos del país: Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, Santiago. Al aparecer la pandemia, varios de los productores fracasaron porque vinieron todavía, pero por poco tiempo. Algo de verdura vendieron, y después se prohibió la entrada a la provincia y se puso más fea la cosa".

Dijo que "varios quedaron con los productos sin vender. En la Quebrada hay muchos productores, primero se llevaba algo a Salta y finalmente sólo Jujuy. La producción se estancó, se tuvieron que bajar los precios, y otra es que se ponen las flores. Eso se tiró totalmente, nosotros mismos plantamos virreinas, crisantemos, claveles, y la verdad que los mercados, el cementerio, las florerías están cerrados y peor todavía, no había venta de nada. Se llevaba al mercado de Tilcara, pero es muy poco". Para sobrevivir, respondió que "estaba lo que había de las ventas, un ahorrito que siempre tienen, o alguna pareja que está cobrando una pensión, las madres, y eso es lo que salva a veces. Eso en cuanto al pequeño productor, algunos llevaban con sus propios vehículos para la ciudad. Ahora empezamos nuevamente con la preparación de las tierras, abonos, arados, todo eso y la verdad es que está costando. Hay que hacer una inversión muy grande para volver a comprar los insumos, y todo está por las nubes".

"Ahora veremos, no sé cómo nos irá. Si vamos a poner verdura en gran cantidad es difícil, no están entrando los intermediarios de otras provincias. Sólo lo local, y los que ponen por cantidad lo sienten bastante. Igual seguimos trabajando, la gente está poniendo, se arriesga, ojalá que todo esto pase pronto y se pueda vender todo lo que se planta. En la provincia se va a vender, pero eso sirve para el que planta poco. Tanto sacrificio que uno hace y que después se tenga que tirar es algo duro. En estos tiempos ya algunos tienen la plantación de cebolla, ajo, ya tiraron zanahoria, la lechuga está empezando a salir, almácigos de flores, de haba, de arvejas, la espinaca que se adapta al frío y es duradera".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...