"La obra social lo está dejando morir y nos abandonó"

Elena Velázquez contó la situación de su esposo que tiene cáncer y fue operado de un tumor de 12 centímetros, tras eso la obra social no le reconoció un medicamento esencial para su estado de salud que se complicó, por eso es que debieron vender sus pertenencias y pedir dinero prestado, aseguró.

En ese sentido Velázquez señaló, en diálogo con El Tribuno de Jujuy que "todo el mes de agosto la obra social estuvo cerrada, fuimos la semana pasada y estaba cerrado, decía que estaban en paro por falta de pago, teníamos que sacar una orden urgente para la oncóloga. Antes de eso tampoco nos daban respuestas, yo solo quiero que me reconozcan algo del tratamiento que él necesita, pero lo están dejando morir y nos abandonaron, tuvimos que vender todo para afrontar los gastos de su tratamiento".

Sobre las complicaciones de su esposo comentó que a mediados de mayo empezaron sus complicaciones físicas, él es diabético e hipertenso, pero estaba controlado ya que toda su vida se cuidó e hizo deporte. De la noche a la mañana empezó a orinar sangre y en un principio pensaron que era la próstata hasta que le hicieron la tomografía y le detectaron que tenía un tumor en el riñón que medía 12 centímetros, por ende había que operarlo de forma urgente.

Fue justo en el momento en el que la provincia estaba en fase uno estricta, "fui a hacer autorizar para que lo operen y me dicen que uno de los médicos no estaba en el listado de la obra social. Hablé con el doctor y me dijeron que había que pagar una diferencia de 35.000 pesos porque él no iba a poder operar solo ya que la intervención dura entre 8 y 10 horas, y es muy dificultosa", añadió.

Asimismo mencionó que "urgente nos pusimos a sacar préstamos y a movernos para conseguir la plata y pudimos operarlo, la misma duró como 10 horas. Mi esposo volvió de la muerte, aunque el tumor se había expandido. Estuvo en terapia intensiva cinco días, cuando lo bajaron al piso, pensamos que todo había terminado que ya iba a mejorar, pero no, a los dos días se hinchó por completo de la cintura para abajo. No se podía ni mover, le hicieron una ecografía y se dieron cuenta que tiene dos venas tapadas, a eso lo llaman trombosis".

La hematóloga que lo atendió le recetó anticoagulantes inyectables durante seis meses ya que su estado era crítico por una hinchazón considerable en distintas partes de su cuerpo. El 2 de julio se presentó en la obra social para que le autoricen la medicación pero le comentaron que no se la iban a reconocer porque su precio es muy elevado. Los anticoagulante salen cerca de 20 mil pesos la caja y el necesita 6 cajas por mes para que la trombosis no siga avanzando.

Al respecto sostuvo que "hicimos una colecta con la familia y tuvimos que vender muchas pertenencias para poder conseguir esta medicación que es muy importante para él. No dejamos que falte la droga. El 18 de julio nos dijeron de la obra social que había llegado la caja, pero una sola. Insistimos para pagar la mitad por lo menos pero no obtuvimos respuesta. Gracias a Dios conseguí una abogada que nos ayudó sin cobrarnos y que hay que hacerles la demanda de abandono de persona".

Pese a eso continuaron asistiendo a la obra social pero aún no pudieron resolver la situación, "ya no sé qué más hacer, si tengo que perder mi casa lo voy a hacer pero necesito que mi esposo esté bien de salud y salga de este estado que es crítico. Él tiene cáncer también y están jugando con su salud ya que está grave. Es desesperante y muy duro lo que nos toca atravesar", aseguró entre lágrimas.

Por último manifestó que todo este tiempo les llevaron los recetarios a la obra social para pedirles los medicamentos, "ellos sólo nos dieron una caja y nos dijeron que no saben nada. Las recetas son planillas con mucha información que realizan los médicos, no son como cualquier otra, y no sabemos a dónde fueron a parar".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...