Pronostican temperaturas agradables hasta mañana

El Zonda que llega de la zona cordillerana en estos días, además del viento Norte, que se espera también vendrá del oeste hará subir la temperatura. En San Salvador se espera que las temperaturas máximas puedan estar orillando entre 28 a 30º, y aún tal vez un poquito más de esos registros, pero caerán nuevamente para el fin de semana.

A este anuncio proporcionado por el meteorólogo Ignacio Nieva se agrega que se producirían hoy temperaturas anómalas a esta época del año, por lo cual sobreviene un descenso de la temperatura y a partir de mañana comenzará a cambiar haciendo que el sábado y domingo haya probabilidades de precipitaciones. De tal modo que se espera que las temperaturas máximas respecto de lo que suceda entre hoy y mañana estén cayendo unos 10º con un enfriamiento bastante importante, pero no caerán demasiado las mínimas, y haya posibilidades de precipitación.

Asimismo, Nieva indicó que "es posible que entre jueves y viernes el aire a nivel regional se humedezca y con esas altas temperaturas, el aire se ponga inestable. Eso se traduciría en que podamos ver por primera vez en la temporada formación de nubes cumulus limbus que den lugar a algún tipo de chaparrón o quizás alguna tormenta entre la noche del viernes y el sábado en que se espera que más inestable esté el aire sobre todo en la zona de Yala donde es más llovedor. Por otra parte, se puede decir que el clima está muy seco, es bajísima la humedad relativa y subirá un poco entre jueves y viernes, pero de allí, hasta que comience a llover a mediados de octubre, será muy cálido y seco. Esos son meses delicados porque hay mucha demanda de agua tanto para el consumo humano como para el riego, que son tomados de los ríos o pozos".

En este mes de septiembre, las lluvias son muy escasas ya que tiene un promedio de 5 a 6 milímetros (mm) en la región, pero es aventurado hablar de la probabilidad de lluvias de aquí en adelante debido a que es muy variable cada año y se debe ver de qué manera se presentarán los fenómenos del Niño o la Niña.

Al respecto, el meteorólogo comentó que la temporada de lluvias en el Noroeste Argentino, a nivel nacional contando las regiones geográficas, la orografía y las llanuras, hay una temporada de lluvia que comienza de mediados de octubre en adelante y finaliza los primeros días de abril. "Son casi seis meses de lluvia, donde precipita el 95% del total anual. Y después, entre mediados de abril hasta mediados de octubre, llueve solamente el 5%. Eso se produce históricamente, pero hay años en que puede cambiar un poco esa situación". "Ahora, teniendo que las lluvias comienzan a mediados de octubre y terminan a mediados de abril, el mes que más llueve, y tiene mayor participación en el total estacional, es en el total del año, de la temporada, es el mes de enero, es el mes más llovedor en promedio.

Por ahí, por cosas de muy bajas frecuencias puede ser que diciembre llueva más que en enero o que en febrero, pero cuando uno considera los datos de muchos años, enero es el más llovedor. Después, están los meses que llueve muy poco, como junio, julio y agosto, que alcanza sólo el 3 o 5 mm. De promedio histórico, y ya cuando empieza a aumentar cuando uno considera mes a mes, es octubre, donde ya de septiembre que tiene un promedio que anda en el orden de los 6mm. En octubre, para a 35 o 30 mm, y ahí ya la distribución anual es mayor. Entonces, en esta última temporada de lluvias en el Valle de Jujuy, llovió muy cerca de lo normal. No hubo ni superávit ni déficit de precipitaciones.

Se debe tener en cuenta que la temporada de lluvias no se considera de enero a diciembre, porque nada tiene que ver con la estación lluviosa, sino que va de mediados de octubre a mediados de abril, y desde allí hasta mediados del próximo octubre, ese es el ciclo de lluvias. De tal modo que a comienzos de octubre comenzará un nuevo ciclo de lluvias con todos los procesos que dan lugar a ello y se agotarán a comienzos de abril. En este período fue normal, considerando que hay meses en que faltaron lluvias y en otros sobraron, teniendo en cuenta que nunca es parejo porque no llueve igual todos los meses, como pasó en esta última campaña".

En ese sentido, Nieva ejemplificó que "la parte cordillerana de Río Negro, Chubut y una parte de Santa Cruz, esa región, llueve más en invierno, y en verano es más seco, lo que da lugar a que haya incendios, porque hace calor y está seco, como en California en Estados Unidos. Después está la región central del país como Buenos Aires y hacia el Atlántico, llueve parejo a lo largo de todo el año. Entonces, como se distribuyen las lluvias en el año se llama Régimen de Precipitación, con lo cual en la Argentina no se produce de igual manera".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...