Ecoreserva La Almona, un hogar en la naturaleza

A pocos kilómetros de la ciudad, inmerso en un valle de variada vegetación y con la naturaleza como protagonista, se gesta en Jujuy "Ecoreserva La Almona", un emprendimiento urbanístico con un concepto distinto, ideado bajo la premisa de convivir en un espacio verde, rodeado de bosque y lagunas, en un ambiente sereno, seguro y de privacidad, en el que además se conjugan todas las comodidades de un complejo residencial.

La iniciativa, que surgió hace algunos años, ya es una realidad y avanza en su ejecución a paso firme. Y es que si bien el proyecto fue pensado en cuatro etapas con distintas características cada una y un futuro distrito comercial y recreativo, el emprendimiento ya muestra un importante avance en su desarrollo, especialmente en la infraestructura necesaria para la puesta a punto de los servicios elementales que en breve estarán a disposición de quienes ya eligieron su lugar en "Ecoreserva La Almona".

Como su nombre lo indica, este majestuoso lugar está emplazado en la localidad de La Almona, dentro de un valle arbolado, con un microclima único, desde el que se pueden apreciar las cumbres de los cerros Chañi y Azul; y el espejo de agua del dique Los Alisos, a menos de 8 minutos del centro histórico de San Salvador de Jujuy y a solo 2,5 km, desde la intersección con la ruta 8 que lleva al dique.

Con el objetivo de preservar celosamente la belleza del lugar, la obra fue diseñada por expertos de amplia trayectoria para crear el equilibrio perfecto entre arquitectura, naturaleza y estilo de vida. Es así que forman parte de la iniciativa las firmas Masa (Mealla Agropecuaria Sociedad Anónima), Mebac, RPM Construcciones y Rengifo Arquitectura Bioclimática.

Actualmente, en el lugar se ofrecen terrenos residenciales que van desde los 2.000 m2 hasta los 3.000 m2, con una amplia tipología que se adapta a todas las necesidades y proyectos, e incluso la opción de adquirir macrolotes, que agrupan 2 o 3 lotes con ubicaciones de privilegio y calle privada de uso exclusivo, que solo se comercializan en conjunto.

A fin de privilegiar la presencia de bosque nativo, más de la mitad de la superficie de las 340 hectáreas de extensión que tiene el predio y que abarca desde la ruta provincial 2 hasta el río La Almona, se destinó a espacios comunes para disfrutar del entorno en su máxima expresión. De hecho los límites entre los terrenos no son cercos ni muros, sino la naturaleza misma. Y es que en el diseño urbano se privilegiaron las visuales del terreno, es por eso que los contrafrentes limitan con bosques nativos o lagunas para poder disfrutar de la naturaleza en primera fila.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...