Concejal se desdijo y señaló que no cambiará el gabinete

FUNCIONARIA | BORREDA REPUDIÓ LA ACTITUD DE NIEVE

No fueron horas sencillas para la gestión del intendente de La Quiaca, Blas Gallardo, lo ocurrido en los últimos días, ya que desde el Concejo Deliberante cuestionaron su ausencia al frente del Ejecutivo.

El jefe comunal tiene problemas de salud y recientemente falleció su madre. Entonces, la presidente del deliberativo, Felisa Nieve, se hizo cargo interinamente de la intendencia.

Luego de unos días, respaldada por sectores políticos contrarios al Frente de Todos, primero hizo declaraciones descreyendo la validez del certificado médico, hasta incluso "corrió la voz" de que el jefe comunal estaba en su domicilio particular.

Cuando parecía que la semana transcurría sin novedades, sorpresivamente Nieve llamó nuevamente a los medios locales, a los que comunicó que entre sus facultades estaba la de remover a todo el gabinete municipal.

Esto generó gran conmoción en la población quiaqueña, y por eso ayer el edificio comunal no abrió sus puertas.

Desde la Intendencia, responsabilizaron por lo sucedido a sectores políticos que no aceptan la derrota de junio del 2019 y del presente año.

Desde hora temprana, el edificio municipal estuvo fuertemente custodiado por la Policía de la Provincia.

No hubo atención al público y únicamente se garantizaron los servicios básicos, como la recolección de residuos.

La intendenta interina Felisa Nieve arribó pasadas las 10 al edificio municipal. Allí se encontró con un importarte número de manifestantes, además de los integrantes del gabinete que no permitieron su ingreso.

En sus declaraciones se contradijo con respecto a sus afirmaciones del día anterior, y señaló: "no es año electoral y no tiene ningún otro gabinete para nombrar", ante el repudio de la gente presente.

Además, en las redes sociales, el vecino quiaqueño también hizo conocer su descontento ante tan "descabellado" anuncio. Custodiada por la policía, la edil se retiró caminando hacia el edificio legislativo, afirmando que "trabajará por el pueblo".

La jefa de gabinete Egle Borreda fue muy dura con la concejal Nieve, y le pidió "empatía por la salud de su esposo, y respete el deceso de un ser querido".

Asimismo añadió: "nuestro único objetivo es hacer respetar la institucionalidad, no somos golpistas venimos trabajando, el cuerpo de concejales lo único que hace es criticar por los medios, como si fuesen dueños de la verdad".

Para finalizar expresó: "Nieve no tiene idea cómo se maneja un municipio, viene con intenciones de cambiar el gabinete, la invito a que lea un poco más, no vamos a permitir el atropello, defendemos el voto popular. La Quiaca votó a Blas Gallardo", sentenció.

A días de asumir los ediles electos en las pasadas elecciones legislativas, en la Municipalidad de La Quiaca reina una tensa calma institucional tras la "tormenta" de las horas previas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...