El nene asesinado en La Pampa tenía golpes, mordeduras y quemaduras

Los detalles que reveló la autopsia que se le practicó al cuerpo de Lucio Dupuy no hicieron más que aumentar la indignación por el brutal crimen del nene de cinco años, por el que están detenidas su mamá, Magdalena “Magui” Espósito Valenti, y su pareja, Abigail Pérez.

El forense Juan Carlos Toulouse confirmó que el pequeño murió de “politraumatismos varios”. Además, tuvo una “hemorragia interna” como consecuencia de la fuerte golpiza que recibió y heridas en todo el cuerpo como consecuencia de maltratos anteriores, indicó El Diario.

“Tenía desde mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo... algo pocas veces visto”, aseguró Toulouse.

Según informaron los medios locales, la situación de maltrato ya había sido denunciada en reiteradas oportunidades, incluso por una vecina que escuchó cuando Lucio era golpeado. “La Justicia nunca me escuchó”, cuestionó el padre de la víctima, Cristian Dupuy, tras conocerse la trágica noticia.

Este sábado el juez de Control Néstor Ralli dispuso la prisión preventiva para la mamá de Lucio y la pareja de la mujer. Ambas están acusadas por el crimen del menor de cinco años y en la audiencia se les informó formalmente del delito que se les imputa.

En el caso de Valenti está acusada de homicidio calificado por el vínculo, que prevé una pena de perpetua. En el caso de Páez, por homicidio simple, podría recibir de 8 a 25 años de prisión. Las imputadas se negaron a declarar ante el fiscal de la causa.

“A mi hijo no me lo devuelve nadie, que se pudran en la cárcel”

El padre de Lucio participó ayer de la marcha en General Pico para pedir justicia. Estuvo junto al abuelo del pequeño, el tío y otros familiares. “Quiero agradecerles a todos porque esto nos da un poco de fuerza. Pedimos que se haga justicia, que paguen lo que tengan que pagar porque a mi hijo no me lo devuelve nadie, que se pudran en la cárcel”, pidió.

“No voy a descansar hasta que se logre lo que se merece. A todos los que no se hicieron cargo, porque los fuimos a buscar, que den la cara hoy, me gustaría que estén acá”, agregó.

Lucio murió el viernes 26 por la noche, tras ser brutalmente golpeado. El nene vivía en una casa de la calle Allan Kardec al 2300, de Santa Rosa, junto a su mamá y la pareja de ella. Ambas mujeres llegaron con el chico convulsionando a la Unidad Regional I, donde se le practicaron las primeras maniobras de RCP y se lo trasladó después al Hospital Evita. Todo fue inútil. Lucio murió poco después de ingresar.

 

Fuente. TN

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...