Las "Warmis", feminidad  puesta en vientos de sikus

Un nuevo despertar ya se siente en Humahuaca a través del acervo cultural que manifiesta la fe quebradeña con una fuerza especial.

Y "Las Warmis" son las principales artífices que dan cuenta de una realidad distinta, de un tiempo presente en el que pueden expresarse libremente a través de la ejecución de sikus, redobles y quenas; instrumentos que una banda de sikuris puede promover.

Ellas se animaron a simplificar el enfoque de la ilusión por un sueño que el año pasado tuvo proyección a más y comenzó a ser una realidad.

Sus edades son diversas, pero el sentimiento es el mismo y la intención es abrirse un camino que aspira a trascender.

Las “Warmis”, nueva generación

"Para mí es un orgullo pertenecer a esta banda de sikuris, porque es algo que no se tiene que perder y que tiene que seguir perdurando", dijo Claudia Ramos, fundadora de la banda de sikuris femenina "Warmis" de Humahuaca.

Sin dudas, se trata de un logro muy valioso que hay que seguir manteniendo y transmitiendo de generación en generación para que cada vez tome mayor relevancia.

"Lo que me enseña estar en la banda, es que la mujer lo puede hacer. Me da mucho orgullo y alegría estar en este grupo", expresó.

Es todo un triunfo que en el campo a priori masculino, las "Warmis" brillen en conjunto a través de una expresión religiosa que además de artística, no permite que nadie diga la frase: "por ser mujer, no lo puede hacer".

"Desde mi lugar quiero alentar a las chicas a seguir conformando bandas de sikuris femeninas, que se puede, que si alguien lo está soñando, no sólo bandas de sikuris sino de música, se va a poder lograr; que no bajen los brazos y que sigan luchando porque lo pueden realizar. No tengan vergüenza porque con el tiempo lo van a lograr, quedan las hijas, las sobrinas, las nietas que pueden seguir con esta tradición".

 

Una expresión generacional

EL ABUELO SEGUNDO CAMPOS

La música es vivida desde hace mucho tiempo en Humahuaca. Ya se nota en las fiestas patronales, en las misas o en las celebraciones convocantes.

"En las Warmis, la mayoría de las chicas somos promesantes, nos gusta mucho interpretar desde hace años, los instrumentos de sikuris para nuestra Virgen", aseguró Claudia quien recordó tiempos en los que la mujer sólo llevaba el estandarte, la varita o el botiquín.

"Cuando era niña, admiraba a mi abuelo Segundo Campos. Gracias a él que fue de los primeros sikuris en Tilcara, heredé la tradición. De todas formas, al ver que era un mundo muy de varones y no teníamos aceptación, el de los sikuris, decidí realizar un sueño, recordando a mi abuelo. Por eso es un logro estar en las ‘Warmis’, se siente lindo porque es un homenaje a él; como somos mujeres, nos entendemos más", relató Claudia.

Ellas están demostrando que se puede. Que a viva música, se hacen escuchar con sikus, redobles y bombos que dicen mucho más que notas musicales propias de Semana Santa.

Ellas se manifiestan con fervor gracias a su presencia que tiene una fuerza natural especial, una feminidad que entre cerros, se celebra puesta a la máxima potencia.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...