River ya piensa en la "academia"

River se exigió al máximo para vencer a Platense con un ajustado 1 a 0 en Vicente López, por la tercera fecha de la zona 1 de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. Las acciones fueron controladas por Ariel Penel.

Más allá de la victoria, no pudo ser una noche "perfecta" para el equipo de Marcelo Gallardo, ya que Santos Borré y Javier Pinola se fueron lesionados y se perderán la final por la Supercopa Argentina 2019 ante Racing el próximo jueves en Santiago del Estero. La situación del defensor exCentral es más complicada, ya que se fracturó el brazo derecho.

El "millonario" obtuvo la segunda victoria en fila luego de su fallido inicio en la derrota con Estudiantes La Plata, y Platense, que venía de ganar el clásico ante Argentinos en su vuelta a primera división después de 22 años, demostró que puede darle pelea a cualquier equipo.

River ejerció el dominio desde el inicio con juego fluido, con proyección en las bandas, especialmente en la izquierda con Angileri y un participativo De La Cruz que tuvo la apertura con la ejecución de un tiro libre que pegó en el palo.

La ausencia de Montiel se notó en River porque Vigo no tuvo un buen debut con pocos entrenamientos encima.

En el segundo ataque a fondo, River se puso en ventaja. De La Cruz recuperó en el medio, hizo una gambeta y habilitó a Suárez para una definición cruzada apenas pisó el área.

Platense salió de la presión de River de a poco. El calor en la tarde de Vicente López hizo mella en la intensidad física que generalmente propone el equipo de Gallardo y el partido se emparejó.

River, sin tanta posesión de la pelota, tuvo dos situaciones más con el cabezazo de Carrascal y la tapada de De Olivera ante Suárez.

En varias oportunidades los jugadores de River se quejaron del campo de juego porque el pique de la pelota no los favoreció en la definición y le jugó una mala pasada a Armani en el gol de Platense que fue anulado por fuera de juego de Recalde.

El primer tiempo tuvo de todo: el gol de River, la despedida de Daniel Vega y las lesiones de Borré e Infante.

En la segunda etapa, River necesitó de algunos cambios para recuperar el juego perdido. Palavecino apuntaló esa idea junto con los estrenos de Paradela y Fontana, mientras un cabezazo de Suárez y un remate del propio Palavecino, exPlatense, exigieron a De Olivera.

La lesión de Pinola generó congoja en sus compañeros y algunas falencias en la última línea que Platense estuvo cerca de aprovechar de no haber sido por Armani.

El arquero del seleccionado argentino tapó un mano a mano ante el ingresado Curuchet y extendió la mano derecha para desviar el cabezazo de Recalde que tenía destino de gol a falta de diez minutos. Una gran acción que recordó sus providenciales atajadas de la temporada de 2018.

River no lo definió antes, se pinchó futbolísticamente y Platense tomó nota. Por eso se animó y avanzó unos metros en la cancha. Sin tener profundidad, se mostró en partido para inquietar al equipo de Gallardo.

En la próxima fecha, River se cruzará ante Argentinos Juniors con el objetivo de seguir por la buena senda, afianzándose poco a poco en el torneo doméstico, pero principalmente ir buscando que los refuerzos se amolden al juego del equipo entendiendo la idea del entrenador.

Para Platense no fue un partido más, ya que a los 39 años Daniel Vega decidió colgar los botines y para que sea una despedida completa, el DT de los "calamares" lo puso desde el inicio del encuentro como titular. Así, la poca gente que estaba presente en el escenario de Vicente López aplaudió de pie al "Trapito", un delantero que surgió de la cantera de ese club.

Platense dejó una imagen positiva, pero no le alcanzo para amargar a un River que sigue sumando.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...