Gimnasia ganó y sigue  en franca recuperación

De los últimos nueve puntos en disputa, Gimnasia sumó siete. Es decir, el equipo va en franco camino de recuperación después de arrancar la presente edición de la Primera Nacional con tres derrotas al hilo.

Ayer, en el estadio "23 de Agosto", venció a Tristán Suárez por dos a cero. Facundo Suárez, de chilena, y Francisco Gatti, de penal, marcaron los tantos.

El "9" del "lobo" abrió la cuenta apenas arrancó el encuentro. Metió una acrobacia de aquellas y superó la defensa de Lugo que no pudo desviar el balón en las alturas.

El grito Suárez, quien había marcado un gol de 80 metros hace dos semanas en Jujuy, implicó tranquilidad. Pero sólo se trató de un espejismo. Porque a medida que fueron pasando los minutos, el "lechero" comenzó a mandar en el sector central y a partir de allí, a generar chances de peligro. Pero la figura de Fernando Otarola fue determinante en esos momentos "críticos", tapando el gol casi seguro gol de Miranda y Arreguín, interesante delantero que se movió por todo el frente de ataque. Y también la fortuna le guiñó un ojo cuando en la última jugada, Duarte sin marcas entró solo por el área chica y no pudo conectar.

En el segundo tiempo no cambió demasiado la historia. Eso sí, Suárez en la primera acción eludió a rivales y su tiro final salió apenas desviado.

Después, Melillo probó de fuera del área y Otarola se lució, sin dar rebotes. Un rato más tarde, el incansable Arreguín desbordó, tiró un centro atrás y solo, por el medio, Miranda terminó la acción enviando la pelota a la tribuna desierta.

Tristán Suárez estaba haciendo todos los méritos para la igualdad. Es más, el ingresado Cattáneo cabeceó desde el punto del penal a las manos del "1" local tras un córner.

El problema de Gimnasia era que no podía hacerse del balón. De la misma manera que lo recuperaba, lo perdía posteriormente.

En la única acción polémica de la tarde, López no llegó a conectar un centro alto y por detrás ingresó Domínguez para marcar el tanto, siendo todo invalidado por el asistente Lucas Ripolli. Es que el referí señaló el off side cuando el delantero entró en contacto con el balón, desestimando que el jujeño lo había habilitado anteriormente. Las imágenes de TV le dieron la razón en el vestuario. El "lobo" sufría hasta que Garay, de forma inexplicable, luego de un tiro de esquina tocó la pelota en su área. Penal que el árbitro Juan Pafundi, ubicado a 5 metros de la acción, no dudó en cobrar.

Otro ingresado, Francisco Gatti, se encargó de liquidar el pleito con solvencia.

Gimnasia ganó y sonríe. Eso sí, sabe que debe seguir mejorando, pero qué mejor que hacerlo con los tres puntos en el bolsillo.

Lluvia y sol 

Jujuy es así. Al comenzar el partido, una persistente lluvia se precipitó sobre el “23”. Sin embargo, diez minutos después, no tan solo paró, sino que además salió el sol a pleno. El encuentro terminó jugándose con las luces de la cancha encendida porque cuando se perdió en el horizonte la luz natural, de repente se puso oscuro y fue necesaria “ayuda”.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...