Kurt Cobain: El FBI desclasificó el informe de su muerte

La historia oficial dice que Kurt Cobain vivió 9.906 días, los transcurridos entre el día de su nacimiento, el 20 de febrero de 1967, y la data de su muerte, certificada oficialmente el 5 de abril de 1994, pese a que su cuerpo inerte fue hallado 72 horas más tarde de haberse suicidado de un escopetazo en su casa de Seattle.

¿Pero fue realmente un suicidio? Por primera vez, el FBI acaba de desclasificar sus archivos sobre la muerte del líder de Nirvana. En realidad, según informa la revista Rolling Stone, se trata de un expediente de apenas 10 páginas. Tan corto como llamativo, porque hace mención a dos misteriosas cartas que aseguran que Kurt Cobain fue asesinado.

Los remitentes permanecen en el anonimato. Las cartas fueron enviadas al FBI pidiéndole a ese organismo de seguridad federal que investigara la muerte de la estrella del rock como un homicidio en lugar de un suicidio.

Qué dice el archivo del FBI

“A millones de fans de todo el mundo les gustaría que se aclararan de una vez por todas las incoherencias que rodean su muerte”, es el texto de una de esas cartas. Fue escrita a máquina en septiembre de 2003.

La otra misiva tiene fecha de 2007. “La policía que se hizo cargo del caso nunca se tomó muy en serio la investigación como un asesinato, sino que desde el principio insistió en que era un suicidio”, escribe.

“Es lo que más me molesta, porque su asesino sigue suelto”. El autor de esta carta enumera las pruebas que avalan su teoría conspirativa. Una de ellas es que no había huellas en el arma teóricamente usada por Cobain para pegarse un tiro.

La otra es que en la carta de despedida que dejó Cobain no mencionaba su deseo de quitarse la vida salvo en un sospechoso último párrafo. Así lo señala el autor de esta carta: “Excepto la parte que estaba con otra letra y que parecía haber sido agregada al final”.

En los dos casos, el FBI respondió que la mayoría de las investigaciones de homicidios suelen ser competencia de las autoridades estatales o locales. Y que en este caso no habían detectado ninguna violación de la ley federal que enmarcara el caso dentro de la jurisdicción de investigación del FBI.

En los archivos desclasificados también aparece una respuesta similar a una carta enviada a la entonces fiscal general Janet Reno en el año 2000. Pero no se incluye el texto de la misiva original que recibió la funcionaria.

Otro documento incluido en el expediente es un fax enviado al FBI por la empresa Cosgrove Meurer Productions, encargada de la serie documental estadounidense Misterios sin resolver, que emitió un episodio sobre Cobain en enero de 1997.

En el fax se asegura que “Tom Grant, un investigador privado con sede en Los Ángeles y ex ayudante del alguacil del condado de Los Ángeles, está convencido de que la determinación oficial de suicidio fue un juicio apresurado”.

Los productores agregan que el hombre “encontró una serie de inconsistencias, incluidas las preguntas sobre la presunta nota de suicidio”.

Teorías conspirativas

No es la primera vez que se establecen dudas sobre la muerte del músico. En su momento, Eldon Wayne Hoke, más conocido como El Duce, cantante del grupo The Mentors, llegó a asegurar que Courtney Love le había ofrecido 50 mil dólares por matar a Cobain.

Incluso el padre de Love escribió un libro en el que la acusaba de estar involucrada. Muchos señalan que en la autopsia se descubrió una gran cantidad de heroína en su cuerpo, suficiente para causar una sobredosis.

Casi 20 años después de su muerte, la policía volvió a examinar el caso sin encontrar nuevas pruebas que cambiaran la carátula de suicidio. Pero las versiones conspirativas continuaron.

En 2015 se estrenó el documental Soaked in Bleach, de Benjamin Statler, centrado en el mencionado investigador privado Grant, que alguna vez estuvo al servicio de Courtney Love. Ahí Norm Stamper, encargado del caso, afirmaba que “pudo hacerse pasar por suicidio algo que no lo fue” y pedía que se reabriera de nuevo.

Cómo fue la muerte

Se supone que en algún momento de ese fatídico martes 5 se encerró en el invernadero de su casa. Trabó las puertas con un taburete. Según la investigación, hay evidencias de que se inclinó sobre una caja de cigarrillos que, se cree, contenía drogas.

Escribió la carta de despedida con una lapicera roja. Decía “te quiero, te quiero”. Tiró al suelo la billetera, que tenía su licencia de conducir. Love reconstruyó el resto de la tragedia en una entrevista que le dio a MTV.

Cobain arrastró una silla hacia la ventana, se sentó, consumió drogas, se apuntó a la cabeza con el cañón de la escopeta calibre 20 que había comprado con Dylan Carlson y apretó el gatillo. Era martes 5. Resulta llamativo que entonces nadie escuchara la detonación.

El jueves 7, la policía de Los Ángeles recibió un aviso de una posible víctima de sobredosis en el hotel donde estaba alojada Courtney Love. Ella y el guitarrista de Hole, Eric Erlandson, fueron hallados por los efectivos en su habitación. La hija y la niñera estaban en el cuarto contiguo.

La viuda de Cobain primero fue internada y luego detenida por “posesión de una parafernalia de drogas”. Pagó diez mil dólares de fianza y la liberaron. Viajó de inmediato a Seattle.

El viernes 8 de abril, poco antes de las 9 de la mañana, el cuerpo de Kurt Cobain fue hallado en el invernadero de su casa. Lo descubrió un electricista que había ido a instalar un sistema de seguridad y dio aviso a la policía.

La escopeta yacía sobre su pecho. Los forenses sólo pudieron reconocer su identidad por las huellas digitales. En su sangre se encontraron restos de heroína y Valium. En el equipo de audio de la casa estaba puesto el disco Automatic for the People, de R.E.M.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...