Un hecho de violencia fue protagonizado por personas que se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en una vivienda ubicada en calle Reconquista al 300 del barrio Carolina, provocaron destrozos en las instalaciones de un comedor comunitario de la misma cuadra.

 

Los atacantes son personas que concurren a diario a comer al lugar que ofrece almuerzo y cena a personas de bajos recursos.

"La familia que provocaron los daños es una gente que es ayudada desde siempre por los miembros del comedor" que brinda comida al mediodía y a la noche desde hace 20 años a cerca de 70 familias, indicó Irene del Socorro Guaymas, la responsable del comedor "Pinocho".

 

Como consecuencia del feroz ataque un hijo de la mujer y un yerno sufrieron serias lesiones por las cuales debieron ser trasladados al hospital "Wenceslao Gallardo" donde le dieron diez puntos de sutura en la cabeza a uno y realizaron estudios en sus ojos a la otra víctima a quien le entraron vidrios de una de las ventanas que rompieron.

Todo se habría iniciado alrededor de las 3 de la mañana del pasado domingo, cuando algunos de los asistentes a la reunión de los vecinos habrían iniciado una pelea en el inmueble, la que habría continuado en la vereda y se prolongó en el frente del comedor, desde donde le solicitaron que "se peleen en otro lugar porque se encontraban durmiendo y entre ellos había un niño de tres años".

El simple pedido habría provocado la ira de las personas que se peleaban entre hombres y mujeres, quienes comenzaron a agredir verbalmente a los habitantes del inmueble que pernoctan en el lugar a los efectos de evitar robos, en virtud de ser una zona sumamente peligrosa por la cantidad de ilícitos que se concretan en ese lugar.

Violento ataque

Irene del Socorro Guaymas remarcó que a los atacantes se los conoce desde hace muchos años y resulta incomprensible que hayan atacado con tanta saña a las personas que conocen desde hace tiempo y provocados tantos daños.

Los damnificados afirmaron que cuando se inició la pelea en la vereda del comedor llamaron a la Policía por lo que estaba pasando y no llegaron nunca, luego cuando comenzaron a romper a machetazos la puerta de ingreso es que su hijo sufrió un golpe con una madera y al "reventar" una ventana los vidrios lastimaron los ojos de su yerno.

Después de varios llamados lograron que al lugar lleguen efectivos pertenecientes a la Seccional 23º quienes se hicieron cargo de la situación deteniendo a dos personas.

La mujer contó que tanto el hijo como su yerno después de ser atendidos en el hospital fueron trasladados a la Seccional 23º donde radicaron la denuncia y posteriormente trasladados a la Central de Policía.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...