"Podríamos tener un rebrote de contagios a fines del mes de agosto"

El prestigioso médico infectólogo señaló que para alcanzar la inmunidad de rebaño en el país se debe llegar al 60 por ciento de la población vacunada con las dos dosis, una cifra que está muy lejos de alcanzarse en este momento, sobre todo por la falta del segundo componente de la Sputnik V. Dijo que si se normaliza la aplicación de la segunda dosis, la inmunidad podría alcanzarse a fin de año.

-¿Qué lectura hace de la situación epidemiológica?. ¿En qué momento de la pandemia nos encontramos?

-Estamos cursando la pandemia muy lentamente, con un descenso de casos que venimos viendo en las últimas semanas. Esto es debido a la disminución en la circulación del virus y también a la vacunación masiva que hemos logrado, llegando casi al 50 por ciento en la aplicación de una dosis. Aunque estamos muy lentos en concretar los calendarios con las dos dosis, en el que nos encontramos con un 15 por ciento.

Nosotros entendemos que van a ir descendiendo los casos, pero tenemos que tener en cuenta que la mayoría del país está recién en su temporada invernal. La movilización social de esta semana, junto con el ingreso de la nueva variante Delta, que ya ha diagnosticado por lo menos unos 28 casos, puede empezar a volcarse en la comunidad, a circular nuevamente y podríamos tener un rebrote en la semanas venideras. Tenemos que ver la intensidad y, si aproximadamente es para fines de agosto.

-La Organización Mundial de la Salud alertó que la variante Delta se convertirá en la dominante en el mundo en los próximos meses, lo que podría empujar aún más la curva de contagios. En este sentido ¿la combinación de vacunas es efectiva ante esta cepa?

-Los estudios que se hicieron de las vacunas AstraZeneca y Pizer han demostrado que es efectiva, cómo las mismas vacunas cada dos dosis. Ahora, en Argentina estamos haciendo algunos estudios de combinación de vacunas Sputnik-Sinopharm y Sputnik-AstraZeneca, y para agosto tendríamos algún resultado.

-La Provincia de Buenos Aires está analizando que puedan ingresar a bares y restaurantes sólo quienes estén inmunizados. En caso de que se haga efectiva está medida y sea replicada en otras provincias, ¿implica algún riesgo epidemiológico?

-Hay que tener en cuenta varias cosas. Primero, la vacuna es voluntaria y no obligatoria. Segundo, todavía no se la ofreció masivamente a toda la población, recién se están inscribiendo algunos mayores de 18 años . También tenemos que contemplar que el hecho de estar vacunado tiene que favorecer a aquel que completó el calendario de vacunas. Hay que tener en claro que es necesario que esté vacunada toda la población para tener este tipo de actitudes, de todas maneras hay que seguir manteniendo todas las medidas preventivas.

-Frente a la aparición de las nuevas variantes ¿Se deberían reforzar los test rápidos de antígenos y PCR?

-Mientras nosotros tengamos un índice mayor al 10 por ciento de casos positivos, nos falta hacer más testeos. Nosotros estamos en un promedio del 16 por ciento. Entonces, si es necesario. Obvio que estamos mucho mejor que antes, cuando teníamos más del 30 por ciento de positivos. Pero siempre estamos cortos. Habrá que trabajar fuerte en la vacunación.

-Se espera que en el primer trimestre del 2022 lleguen las vacunas Moderna que compre el país para poder inocular a los menores. ¿Cree que ya será demasiado tarde?

-Nunca es tarde, porque todavía va a seguir circulando el virus. Y quizás no hayamos tenido un impacto tan grande en los menores de 18 años, pero cuánto antes podamos vacunar, es mejor. La vacuna Moderna, la de Sinopharm que de hecho ya está aprobada para menores , hay que ver qué dice la Anmat, Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica. Pero cuánto antes se haga esa mezcla, mejor vamos a estar posicionados para controlar los brotes.

-¿Las vacaciones de invierno, podrían ser un foco de nuevo casos?

-Todos nosotros sabemos que las vacaciones en Argentina no siempre respetaron los protocolos, las conductas sociales dentro de los períodos de vacaciones siempre fueron un riesgo. En estas vacaciones no tiene por qué ser distinto. Lo que hay que pedirle a la gente es que cuando salga, cumpla con los protocolos.

-Las personas que ya fueron vacunadas, en caso de contagiarse ¿Se recuperan más rápido?

-Claramente. Es más, no solo se recuperan más rápido, sino que tienen menos posibilidades de tener una enfermedad importante, que no requiera hospitalización. Entonces, ese tipo de cosas es lo que se busca con la vacuna, disminuir el riesgo de enfermedad, la internación y la terapia intensiva.

-Muchas personas que contrajeron el virus y se recuperaron presentaron una serie de secuelas, aún mucho después de haber recibido el alta médica....

-Los síntomas más comunes y los que se prolongan son los dolores musculares, el decaimiento y el malestar general. Las secuelas hay que evaluarlas según cada paciente, sobre todo a los mayores de 60 años que ya vienen con preasistencia y muchos tienen problemas respiratorios o cardiológicos. Entonces, hay que evaluar muy bien los síntomas poscovid, porque muchos tienen que ver también con la enfermedad de base que no fueron controladas o tratadas en este último tiempo.

-¿Es posible alcanzar la inmunidad de rebaño?

-Hasta que no tengamos más del 60 por ciento de la población vacunada con las dos dosis, no podríamos estar hablando de ese tipo de protección. Todavía estamos bastante lejos de ese período, es cuestión de ir acelerando la vacunación en estos meses y creo que para fin de año probablemente se logre.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...