Festividad del Divino Niño en San Pedro

Con gran fervor, la comunidad vivió recientemente la fiesta patronal en honor al Divino Niño, con una misa que se ofició en la gruta ubicada en la plaza 20 de Junio del barrio Belgrano, oportunidad en que se celebró el quince aniversario de la inauguración de la gruta y la entronización de la sagrada imagen. También se recordó a los legionarios pioneros que apostaron al sueño de dejar para las presentes y futuras generaciones una obra nacida del amor, que reúna en su entorno a los devotos y bendiga a quienes lleguen al espacio público.

La misa estuvo presidida por el padre Marcelo Churquina, quien celebró junto a la comunidad esta fiesta que convoca a toda la familia. En su homilía, recalcó la importancia del cumplimiento de la ley, expresando que no debemos quedarnos con la letra solamente sino con el espíritu de la ley.

"Jesús lo decía y llamaba la atención a los escribas y fariseos de aquel tiempo, no te quedes con la letra de la ley, los preceptos de la iglesia, los mandamientos, porque si detrás de eso que realizas y cumples no hay un espíritu que se traduce del amor, la caridad, que es vivirlo de corazón que te ayude a acercarte a Dios, al hermano y a ser más misericordioso, más compasivo, es estéril.

Por eso los invito a que todo lo que hagamos, lo pasemos por el filtro que purifica que es la intención. Nos preguntemos con qué intención hacemos las cosas y si realmente nos mueve el amor, para ser mejor personas, mejores cristianos", dijo el sacerdote, tras reiterar que pese al dolor que podamos sentir en el corazón pongamos la mejor intención, porque "es lo que da valor a lo que siento, hago y digo".

Las ofrendas

Tras la homilía la feligresía presentó como ofrenda mercadería para los comedores que atiende la parroquia.

También se dio a conocer el trabajo que realiza un grupo de la comunidad para reunir fondos destinados a la refacción de la sacristía de la capilla Nuestra Señora de Fátima.

Luego de la bendición final, los devotos del Divino Niño invitaron a la comunidad a compartir la tradicional chocolatada con masas dulces y torta.

Cabe acotar que todos los años, a excepción del año pasado, numerosos devotos del Divino Niño, llegan desde distintos puntos de la ciudad a participar de la festividad trayendo su ofenda de dulces para repartir entre los que participan de la celebración.

Este año dando cumplimiento al protocolo sanitario no se realizó la tradicional procesión que tiene la singular particularidad de que sólo los niños llevan en andas a la sagrada imagen.

Eduardo Escobar, hijo de quien fue el "alma mater" de este maravilloso proyecto, de esta obra nacida de la fe, Teresa Elías de Escobar, recordó y agradeció el trabajo realizado por los legionarios que ya partieron.

Al referirse a su madre sostuvo que "siento nostalgia porque mi mamá ya no está, pero sabemos que ella está en las manos de Dios, ella fue un instrumento en las manos de Dios, agradecemos a todos los que trabajaron con la mejor intención para dejarnos este legado", dijo el profesional de la salud.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...