El orgullo de haber sacado adelante la primera edición

Cuarenta y nueve años después de aquella memorable 1° edición de la Fiesta Nacional concretada en Jujuy, aún perduran con fuerza los hechos vividos por quienes tuvieron la gran responsabilidad de lograr con solo 17 o 18 años que este acontecimiento local ascienda a lo más alto del podio al haber logrado que las autoridades nacionales "se queden" con un ambicioso proyecto que desde hacía 20 años se desarrollaba en esta provincia.

Atrás, necesariamente quedaron las dos noches de desfiles alrededor de la plaza Belgrano por aquel entonces el epicentro de los más importantes acontecimientos lugareños.

La primer Comisión Central de Fiesta Nacional de los Estudiantes estuvo integrada por el presidente "Cicharra" Aramayo; vicepresidente, Héctor "Pingüino" Tejerina Puch; secretaria, "Tali" Buitrago; tesorero, Roberto "Foco" González, y otros alumnos que conformaron las distintas sub-comisiones entre ellas las de desfile, recepción, bailes.

El desfile mudó de escenario a la avenida Córdoba donde se colocan tribunas alquiladas a lo largo de toda la extensión.

Poder dialogar con "El Pingüino" Tejerina Puch es encontrar en el arcón de los recuerdos cientos de anécdotas que nos transportan a esa primera gran fiesta donde al levantarse el telón todo sería una sorpresa.

"El trabajo comenzó un año antes, porque se había dictado una ley que desde Desarrollo Social de la Nación a cargo de Francisco Manrique se reflotó y era del año 1949 que se denominó "Fiesta de los estudiantes de la Argentina" donde además se le ganó la "pulseada" a Salta porque también ellos querían organizar la fiesta", expresó Tejerina Puch a modo de introducción.

El hoy destacado referí y dirigente de rugby afirmó que la fiesta durante varios años siguió siendo provincial, local, hasta que un grupo de estudiantes coordinados por el periodista y locutor Ricardo "Loro" Del Cura iniciaron los trámites para lograr que se la declare de carácter nacional que finalmente se logró al año siguiente sin tiempo suficiente para preparar un evento de tamaña magnitud.

Recordó que fueron de gran importancia las filmaciones de un alumno de apellido Romano y de quien posteriormente fuera presidente del Ente Autárquico, Santiago "Pila" Solá, que permitieron determinar la envergadura de esta fiesta que tenía una larga tradición y de una magnitud inigualable.

La flamante Comisión Central

Al describir la conformación de esta primera Comisión Central, Tejerina Puch recordó que la presidencia la perdió por un voto "del Colegio Santa Bárbara" en su contra, cuando era la "muchachada" de la "Industrial" que colaboraba con la construcción de la carroza de ese colegio junto a los hermanos Rodríguez unos vecinos de la calle La Madrid, ganando el representante del Colegio Nacional N° 1.

Mencionó también que uno de los hechos trascendentales fue el alquiler de las tribunas. "Siempre se dijo que se compraría pero las buenas intenciones de los alumnos con los años se fue diluyendo quedando finalmente en la nada".

Para los desfiles la Policía de la Provincia designó dos oficiales que en forma conjunta con los integrantes de la subcomisión de desfiles se encargaron de organizar el pasaje de las carrozas a lo largo de toda la avenida.

Destacó que por primera vez y dada la extensión se logró instalar un sistema de sonido secuencial por lo que seccionó la avenida en tres tramos, el primero hasta la actual calle Juan A. Carrizo, el segundo hasta la José Hernández y el tercero hasta la General Paz, "este sistema permitía que la música acompañara a la presentación de la carroza a lo largo de toda la avenida y de esa manera se daba continuidad al ritmo elegido".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...