Jujuy Jiménez sobre su acosador: "Se inventó una historia conmigo que no existe"

Hace un par de semanas, Sofía “Jujuy” Jiménez hizo público a través de su cuenta de Instagram que tuvo que denunciar a un desconocido que la acosa, y contó en el programa “PH: Podemos Hablar” los momentos difíciles que tuvo que afrontar.

Ante la pregunta sobre momentos que les tocaron vivir con fans, la modelo dio un paso adelante y dio detalles sobre un hombre que la empezó a perseguir: “El tema me pone nerviosa, de hecho me transpiran las manos porque fue horrible. Me asusté muchísimo, sigo con miedo e incluso tuve que iniciar una causa penal. Me dieron botón antipánico”.

“Hace dos sábados yo estaba en un hotel descansando, porque me habían invitado, cuando de repente salgo de la pileta y veo que pasa este hombre con la encargada del hotel, recorriendo las instalaciones. Cuando levanto la vista me clava la mirada y dije, ‘es él’. Yo lo reconozco porque era la segunda vez que se me presentaba”, explicó.

En ese momento, la modelo recordó la primera vez que se lo cruzó hace unos meses: “una noche que yo estaba cenando con amigas. Se sentó enfrente de mi mesa a tomar cerveza y no me sacaba la mirada de encima”, aseguró la modelo que previo a ese encuentro, para nada casual, ya había tomado conocimiento de la existencia de este señor de 36 años ya que había intentado contactar a sus amigos a través de las redes sociales.

“La primera aparición fue en abril, por un amigo al que él le escribía y le decía que era mi amigo. Cuando me fijé tenía muchos mensajes de lo que se ve que es una persona que no está en su mejor estado, así que lo bloqueé”, comentó la joven modelo.

Y agregó: “En julio fue lo del restaurante, en donde me increpa y me dice que si no quiero nada que no me acerque tanto en Instagram. Me quería invitar a tomar algo y se ofreció a llevarme al barrio en donde vivía yo. Ahí hice una denuncia, me preguntaron si quería activar la causa pero me dio miedo y dije que no”, pero hace dos semanas atrás se volvió a producir otro encuentro que la decidió a hacer la denuncia definitiva: “Ahí dije basta”.

“Ese día lo vi en la pileta y me fui rápido al ascensor para meterme en mi habitación. En eso que estoy ahí, aprieto el botón pero él lo traba y me pregunta, ‘¿Qué pasa? ¿Se te trabó?’. La chica que estaba conmigo se dio cuenta al toque que era alguien que estaba hostigándome y acosándome y le dijo: ‘señor, le pido que me acompañe’. Se lo lleva, yo subo a la habitación, llamo a la policía y mientras estoy hablando aparece esta chica preguntarme si estaba bien”, relató.

La empleada del hotel se ocupó de que el hombre abandonara las instalaciones: “Cuando le dijo que se tenía que retirar le respondió que no estaba haciendo nada malo, que él hablaba conmigo por WhatsApp, lo que es mentira. Él se inventó una relación conmigo que no existe”.

“Es muy feo porque no sabés con que puede saltar. Me estoy mudando a un edificio con seguridad porque él identificó el barrio en donde yo vivía. Es una sensación horrible. Veo los chats y se habla solo, se responde. Yo lo bloqueo y se vuelve a hacer otra cuenta, lo noto por como escribe. Por suerte la Policía se está haciendo cargo”, aseguró Jujuy Jiménez.

Y reflexionó: “Tener un botón antipánico hizo que me ponga en la piel de un montón de mujeres que sufren abuso y acoso. No se lo deseo a nadie, no fue nada bueno”.

 

Fuente. minutouno.com

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...