Neuromodulación: un tratamiento para el dolor crónico

El dolor se define como una experiencia sensitiva y emocional desagradable, asociada a una lesión real o potencial. Y es, a su vez, la causa más frecuente de una consulta médica.

Pero un dolor se puede volver crónico, es decir perdurar en el tiempo (semanas, meses o incluso años), y ser generado por múltiples causas: lesiones, infecciones, enfermedades preexistentes, etcétera. Si bien no siempre es curable, existen tratamientos para calmarlo.

Hospital Privado Universitario de Córdoba cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales especializados que realizan tratamientos para el dolor crónico refractario: neuromodulación eléctrica y farmacológica. Del mismo participan las especialidades de Clínica Médica, Neurocirugía y Psiquiatría.

Sobre la neuromodulación

El doctor Juan Cabanillas del servicio de Neurocirugía de Hospital Privado Universitario de Córdoba explica que la neuromodulación consiste en alterar o modular la información creada por el dolor que transmiten las neuronas a través del sistema nervioso central. “En Hospital Privado ofrecemos este procedimiento con un enfoque no invasivo y reversible para el tratamiento del dolor crónico refractario”, comenta el doctor.

Los principales candidatos a estos procedimientos son adolescentes o adultos que no han respondido correctamente a tratamientos con fármacos orales. También califican aquellos pacientes con tratamientos fallidos de afecciones de columna, lesiones de origen traumático, pacientes oncológicos, entre otros.

 

Un gran beneficio para el paciente

El objetivo primario de la neuromodulación es la disminución de al menos el 50% del dolor. El doctor Juan Cabanillas, neurocirujano en Hospital Privado Universitario de Córdoba, explica que “en la mayoría de los pacientes se llega a tener mejoras significativas, lo cual les aporta calidad de vida y la posibilidad de retornar a sus actividades personales, mejorar su estado de ánimo y devolver la vida social que pierden al momento de padecer dolor durante tantos años”.

Existen 2 tipos de neuromodulación:

  • Eléctrica: consiste en la aplicación de un campo magnético sobre estructuras nerviosas (medular o nervios periféricos), lo cual lleva a inhibir la vía del dolor sobresaturado hacia la corteza cerebral. Esta técnica es usada con mayor frecuencia en tratamientos fallidos de la columna vertebral y lesiones postraumáticas.
  • Farmacológica: se trata de la aplicación de opioides al sistema nervioso central. Dicha técnica es aconsejable en dolores crónicos de pacientes oncológicos.

Tanto la neuromodulación eléctrica como la farmacológica son procedimientos quirúrgicos ambulatorios. La primera consiste en el implante de electrodos a nivel de los cordones posteriores de la médula o sobre un nervio periférico específico. La segunda se trata de la implantación un catéter sobre el sistema nervioso central.

En ambas técnicas, el marcapaso o reservorio de fármaco queda por debajo del tejido celular subcutáneo y tienen la posibilidad de ajustarse de manera remota para encontrar un buen equilibrio en el tratamiento para el paciente. Esto permite individualizarlo ajustado a las condiciones que se presentan.

Un equipo de profesionales especializados en dolor

Hospital Privado Universitario de Córdoba cuenta con una unidad para el tratamiento de dolor que funciona de manera integrada y continua, con profesionales capacitados en todas las áreas, formación en el exterior e importante experiencia en dolor crónico, lo que permite un abordaje integral de cada caso.

Está compuesta por diferentes especialidades:

  • Clínica Médica, con profesionales especialistas en el tratamiento del dolor, a cargo del doctor José Ignacio Revigliono, la doctora Celeste Heredia y el doctor Pablo Bertaina.
  • Salud Mental, a cargo de la médica psiquiatra Daniela Lozita.
  • Neurocirugía, a cargo del doctor Juan Cabanillas, Juan Carlos De Battista y Javier Calvimonte.

Cabe destacar que es fundamental contar también con el apoyo y la capacidad de los servicios de terapia física y terapia ocupacional que acompañan a los pacientes en el periodo de rehabilitación de cada una de las patologías abordadas.

“Nuestro hospital es una institución que cuenta con todos los recursos para acompañar al paciente en todo el trayecto de un abordaje tan complejo como es el tratamiento del dolor, siendo un centro de referencia para tratar esta dolencia en la ciudad y en el interior del país”, concluye el doctor Cabanillas.

 

Sobre Hospital Privado Universitario de Córdoba

Hospital Privado Universitario de Córdoba es una institución médica ubicada en el centro de Argentina que brinda medicina de excelencia a los pacientes, tanto de manera particular como a través de numerosos convenios con distintas obras sociales del país y prestigiosas aseguradoras internacionales. Se encuentra entre los principales centros de derivación a nivel nacional, abarcando todas las especialidades médicas. Las diferentes áreas de complejidad están a cargo de profesionales destacados con logros únicos en el interior del país.

Su sede central, ubicada en Av. Naciones Unidas 346 de Córdoba Capital, abarca 30.000 m2, está integrada por cinco plantas totalmente renovadas y equipadas con aparatología de avanzada, amplias habitaciones con la mayor comodidad, quirófanos y unidades de última generación.

Para solicitar atención a distancia en esta institución de salud de referencia, comunicarse vía WhatsApp al (0351) 155743914 o completar el formulario online.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...