“Actuar lo que nos pasó”

Escribe teatro. Participó en más de 40 obras en los últimos 15 años alternando los roles y entre sus obras más destacadas, cabe mencionar "Adela está cazando patos", "Paraná Porá" y "Dios tenía algo guardado para nosotros". Coescribió con otros siete dramaturgos la ópera "Mentir" sobre Ada Falcón, con coordinación de Alejandro Tantanián. Participó como actriz de "El Jardín de los Cerezos" de Anton Chejov en el teatro San Martín, con la dirección de Helena Tritek, "Maruja Enamorada", dirigida por Vivi Tellas, y "Tribus", dirigida por Claudio Tolcachir, por mencionar sólo algunas obras.

Tuvo trabajos en televisión también y en cine.

Desde 2014 se desempeña como asesora en artes escénicas del Centro Cultural "Ricardo Rojas", de Buenos Aires.

En Jujuy estuvo a cargo de la Asistencia Técnica, organizada por el grupo de teatro local ADN (Arte de Nosotros), sobre teatro documental, titulada "La exaltación de lo privado".

Se realizó en cuatro jornadas que se desarrollaron en el Centro Cultural "Héctor Tizón".

¿Qué es el teatro documental?

Vine a dar un taller que se llama "La exaltación de lo privado", donde aporto herramientas para escribir a partir de la experiencia propia, o de otros. Historia o algo que sucedió en la familia o en la comunidad. Tomar las historias reales y cercanas, y hacerlas teatro. Como se hace en lo audiovisual con el documental. En el teatro está teniendo un "boom". Sobre todo en Buenos Aires, hay muchas obras de teatro documental a partir de conocer a Vivi Tellas, y nuestra representante que viaja por todo el mundo, Lola Arias, que hace teatro documental. También hace mucho teatro documental Federico León, que es otro de los artistas que viaja mucho por el mundo.

Actualmente, ¿qué producción de teatro documental estás haciendo vos?

Ahora estoy haciendo una obra que se llama "La casa oscura" en Buenos Aires, con Mariela Ascencio. Es sobre la salud mental, donde hablamos de nuestros propios diagnósticos. O sea, yo tengo diagnóstico de depresión, y Mariela de trastorno obsesivo compulsivo, y sobre eso quisimos hablar en nuestra obra. Mi diagnóstico ya tiene como diez años, y el de ella es más reciente. Ella se preocupa y quiere hacer algo con eso y me llama para ver si podíamos hacer algo. Yo le conté que había intentado varias veces hacerlo, pero que es un poco doloroso. Ahora ya estoy casi curada, y ya puedo hablar de eso, y eso facilitó que pudiéramos hacer la obra.

Arrancamos justo antes de la pandemia, y de repente se resignificó muchísimo. La pudimos estrenar recién ahora, en septiembre de 2021, con protocolo y aforo reducido. La gente salía muy conmovida, porque el contenido se resignificó muchísimo con el encierro.

Hacer una obra de teatro, con una temática que te traspasa, ¿en qué te sirve a vos como actriz y como persona, y en qué le sirve al público? Porque no es lo mismo una actriz que vivió lo que actúa y una que sólo interpreta un guion.

Nosotros la escribimos a la obra y la actuamos, y le pedimos a Paula Lutini que nos dirija.

Actuar lo que nos pasó implica cierto compromiso de la expectación, porque el público piensa "esta persona, me está contando lo que le pasó". De todas formas, creo que es actuar igual. Este el tercer bideodrama que hago yo. El teatro es un dispositivo, tiene un comienzo y un fin. En este caso hacemos un show documental, tiene canciones, tiene humor, y todas esas capas procedimentales, hacen que todo se convierta en una obra de teatro. Y eso te protege de tu vulnerabilidad cuando estás contando tu verdad.

En general, produce, lo que producen los documentales. Hay algunos que te interesan, y otros no. Hay personas que tiene ganas de ver un documental sobre la salud mental, y hay otras que no tienen ganas de meterse en eso.

La reacción con el teatro documental es la misma.

Lo que pasa con "La casa oscura" es que la gente primero piensa "uh, qué bajón la salud mental", pero luego salen felices porque tiene bastante humor.

Vos tenés en distintas funciones y distintos estilos del teatro, ¿qué lugar ocupa hoy en tu tiempo y en tu interés, esta pata del teatro documental?

A mí me intexperienciaeresa mucho el teatro documental. Yo escribo mucha ficción, tengo como siete obras ya, pero siempre están basadas en una anécdota personal que yo ficcionalizo rotundamente.

En el fondo de mis obras, siempre hay algo que me pasó. Yo escribo sobre lo que viví, y tal vez termina siendo una obra de ciencia ficción, como "Paraná Porá" que ocurre en el futuro, es una obra distópica, opero, está basada en una historia real que me pasó a mí.

Cuando yo descubro esto, empecé a pensar con quien podía conversar, y me doy con que Vivi Tellas empieza a dar talleres. Esto fue en 2012 más o menos, y me cambió la manera de ver el teatro. No significa que yo haya abandonado la otra forma. Yo sigo escribiendo ficción.

Ahora también estoy escribiendo una columna en el suplemento Soy de Página 12, donde hablo del "gordo odio", y ahí hablo de mi experiencia como gorda, desde un tono humorístico y sarcástico. Claramente hablo de mí, no invento nada. Me animé a hablar en primera persona, a la autobiografía, etc.

¿Qué le tiene que pasar al artista para perder ese pudor de hablar de uno mismo?

Yo pienso que primero hay que perder el prejuicio de pensar que mi vida no interesa, y buscar que link tiene eso que una quiere contar con alguna otra cosa. Una cosa que dice Vivi (Tellas) que es muy interesante es por qué creo que hay teatro en eso que quiero contar.

También está bueno encontrar algún ensayo, alguna hipótesis, pero también alguna pregunta, como por ejemplo ¿qué onda la salud mental en Argentina? Entonces tenemos la pregunta, la hipótesis y los testimonios de estas dos personas. Ahí ya engrosa el tema y se hace más universal.

¿En el taller que diste en Jujuy, encontraste material para este tipo de teatro?

Sí, sí. Me encanta lo que escriben los alumnos. El año pasado di mucho este taller por Zoom, y probé cosas, y es interesante cuando los participantes se abren, comprenden las herramientas, y pueden hablar de lo que les pasa personalmente pero vinculado a su contexto. Estaría buenísimo que en cada lugar se pueda hablar de su contexto, porque si no siempre se replica lo que se lee de autores extranjeros, o incluso de Buenos Aires. Es como que es un borrador de un borrador, que no sé cuánto nos cuenta.

Yo, particularmente, cuando veo que es algo muy personal, me interesa más.

Pareciera que es difícil, pero con un par de consignas, los temas suceden.

¿Qué proyectos tenés para este año?

Ahora estreno en el Fiba (Festival Internacional de Buenos Aires), una obra que es de Belgati, para Ciudad Diversa. Es sobre une chique no binarie. Había que hacer una dupla queer, ganamos y ahora estrenamos en este festival. La obra se llama "Yegua" y el personaje es Tortón, una lesbiana que choca con una moto, y se va a vivir a un convento revolucionando a todas las monjas. Se mete mucho con el catolicismo y el Lgtbig, vinculándolos en 14 escenas, que tienen los mismos títulos que 14 estaciones del Vía Crucis. Se estrena el 26 de este mes.

Y el 2 de marzo se estrena en México otra obra mía que se llama "Una forma más honesta", que es una obra pedido, que ganamos para Iberescena, con artistas de España, Argentina y México. Es sobre un triángulo amoroso, donde además se me pidió que escribiera sobre diferentes formas de amar. Y se estrena allá.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...