Chespirito: quién fue la primera esposa del comediante con quien tuvo seis hijos

El actor y comediante Roberto Gómez Bolaños, tuvo algunos escándalos a lo largo de su vida, y en su vida amorosa hubo algunos que no pasaron desapercibidos. El comediante nació el 21 de febrero de 1929, y falleció el 28 de noviembre de 2014. Chespirito, nombrado así por el diminutivo de Shakespeare, es considerado todo un ícono del entretenimiento en el habla hispana, y también está catalogado como uno de los mejores comediantes de todos los tiempos.

A la hora de su muerte, Gómez Bolaños se encontraba casado con Florinda Meza, quien interpretó a “Doña Florinda” en la afamada serie del Chavo del 8, creación de Gómez Bolaños. Sin embargo, antes de comenzar un romance con su compañera de trabajo, estuvo casado con otra mujer de nacionalidad argentina, Graciela Fernández, y con la que tuvo seis hijos y con quien compartió dos décadas de su vida.

Fernández y Gómez Bolaños estuvieron casados desde 1968 hasta 1989. Según distintas fuentes, Graciela tenía 15 años al momento de contraer matrimonio con el comediante, mientras que él contaba ya con 22 años.

Se sabe que Graciela lo acompañaba a todos lados y sus viajes de trabajo, incluso cuando salía de gira con el elenco del Chavo del 8. Sin embargo, la relación terminó por las múltiples infidelidades del comediante.

En su primer matrimonio, Bolaños tuvo seis hijos: Roberto, Paulina, Marcela, Teresa, Graciela y Cecilia. Vivieron momentos muy felices juntos, que sus hijos luego han recordado en redes sociales. "Pa, hoy, como todos los días, te recordamos, juntos. En Familia", dijo en Twiter su hijo Roberto en el aniversario del fallecimiento del actor. Junto a Meza el comediante no tuvo ningún otro hijo, pues se había practicado una vasectomía antes de conocerla.

La culpa de Chespirito

En su libro autobiográfico “Sin querer queriendo”, Chespirito reconoce que siempre lo persiguió un sentimiento de culpabilidad. "La relación con Graciela se había ido deteriorando paulatinamente", mientras "la esencia de Florinda me iba inundando cada vez más", contó.

"El siguiente paso representaba un inevitable trauma, pues no es cualquier cosa la ruptura de una unión como la de Graciela conmigo, que a pesar de las incompatibilidades, había perdurado por más de dos décadas", dijo el actor. "En el proceso hay un fiscal que actúa de manera implacable: el sentimiento de culpa".

Muerte de Graciela

Fernández murió el 25 de agosto de 2013. Cada día sus hijos sienten el peso de su ausencia. "8 años sin ti, pero contigo todos los días. Es un agasajo saber como tanta gente te recuerda con tanto cariño. Dejaste huella en muchas personas! Gracias, Ma!", dijo el pasado año su hijo Roberto en Twitter.

Un año después, en 2014, murió Gómez Bolaños en su casa de la ciudad de Cancún, Quintana Roo, en el sureste mexicano, cuando contaba con 85 años de edad. Antes de dedicarse a la actuación, Gómez Bolaños intentó algunas otras profesiones, como ser boxeador, hizo su servicio militar, y estudió una ingeniería en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), carrera que nunca ejerció.

Finalmente terminó de creativo publicitario en una agencia y de guionista en películas, muchas de ellas de Viruta y Capulina. Fue de aquellos tiempos que nació el apodo de Gómez Bolaños, Chespirito, y se le atribuye al director Agustín Delgado. Esto, por la mucha creatividad que tenía el actor, que era de baja estatura. El cineasta, cariñosamente, le dijo que era como un Shakespeare, pero en “chiquito”. Un Shakespearecito. Este mote, mexicanizado, se convirtió en Chespirito.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...