Fenómenos parapsicológicos extrasensoriales

Las manifestaciones del factor parapsicológico llamadas extrasensoriales son tres: clarividencia, precognición y telepatía. También se los conoce como "fenómenos subjetivos" puesto que son aquellos que ocurren en la estructura psíquica de las personas sin afectar al mundo exterior. Por esto es frecuente que tengan lugar durante los sueños.

Veamos cuál es cada uno y su definición concreta.

Clarividencia es el conocimiento cierto de un hecho contemporáneo obtenido por vía extrasensorial. Si alguien, en este momento, dijera que se incendia un conocido monumento de la ciudad, vamos hasta allí y se observa que está en llamas, esto es clarividencia. El conocimiento del hecho llega por vía extrasensorial. O sea, sin la intervención de los cinco sentidos comunes.

Se trata de un acontecimiento contemporáneo y, además, de un objeto inerte: un monumento. Hay un ejemplo famoso, el de Emannuel Swedenborg, filósofo, místico y clarividente nacido en Estocolmo (Suecia) el 29 de enero de 1688 y fallecido en Londres el 29 de marzo de 1772. Swedenborg solía hacer viajes a una localidad situada a 80 kilómetros de la capital sueca. Se retiraba allí con fines de desarrollar aspectos místicos. Durante el año 1650, estando en ese retiro espiritual, en un determinado momento, Swedenborg afirma: "Hay un incendio en Estocolmo". Enseguida, comienza a relatar los hechos. Señala que el incendio se intensifica, que ha tomado la manzana de su casa y avanza. De repente se tranquiliza y afirma: "Bueno, lo apagaron a tres casas de la mía...". A los pocos días (no había entonces comunicación inmediata) se entera de que existió tal incendio, devastó una gran parte de Estocolmo y fue apagado, exactamente a tres casas de la suya.

Precognición es el conocimiento cierto de un hecho futuro obtenido por vía extrasensorial, imposible de determinar a través del razonamiento, deducción o inferencia lógica. No hay que confundir hechos de deducción a través de mecanismos del psiquismo inconsciente con acontecimientos precognitivos. El psiquismo profundo posee un gran talento para resolver y deducir cosas.

La precognición hay que entenderla como una forma extrasensorial que permite extenderse hacia el futuro permitiendo el conocimiento fragmentario de aquello que acontecerá. Del mismo modo que sabemos qué sucederá a través de la lógica y el razonamiento (si hoy es miércoles, pasado mañana será viernes), puede saberse qué pasará pero a través de un hecho parapsicológico. Precisamente, la precognición.

Ejemplo famoso es el del escritor norteamericano Morgan Robertson (1861/1915) que en su novela "El hundimiento del Titán" describe lo que habría de ocurrirle 14 años después al famoso Titanic. Tengamos en cuenta que la novela fue publicada en 1898 cuando el barco que se hundió en su viaje inaugural ni siquiera estaba en la mente de sus constructores. Robertson describe a la nave con tanta precisión que hasta el detalle de que no había suficientes botes salvavidas está allí anotado.

Telepatía es la transmisión de un contenido mental -usualmente a distancia- de una persona a otra por vía, exclusivamente, extrasensorial. Este término proviene del griego "tele" (lejos) y "phatos" (dolencia, sensación). El término fue creado por Frederic William Henry Myers (1843/1901), coautor del célebre "Phantasms of the livings" (1886) y uno de los fundadores de The Society for Psychical Research, creada a fines del siglo XIX por un grupo de pioneros en el estudio de lo parapsicológico que, por vez primera, consideran a estos fenómenos como algo propio de lo humano. Nada de espíritus de los muertos. Ni seres del Más allá.

¿Por qué esta denominación de malestar a distancia?

Myers observó que todas aquellas personas unidas por un gran afecto (dos hermanos, dos amigos muy íntimos, una madre con su hijo) solían tener -a la distancia y sin comunicación conocida- la misma sensación de dolor que experimentaba el otro. Un ejemplo clásico de telepatía es aquel en el que la madre siente, encontrándose a distancia, que a su hijo le ha ocurrido un accidente. En la Argentina uno de los más destacados investigadores de este vínculo telepático maternofilial fue el doctor Arnaldo Rascovsky, médico psicoanalista, cofundador de la Asociación Psicoanalítica Argentina y permanente disertante en los congresos de Parapsicología.

Al definir telepatía subrayamos que se trata de una transmisión por vía exclusivamente extrasensorial. Esta aclaración es necesaria puesto que, a veces, alguien puede transmitir a otra persona determinada información a través de un lenguaje no verbal: gestos, una cierta mirada, una actitud por la que la otra persona llega a entender el mensaje. Esto no es una transmisión telepática. Por este motivo, cuando se trabaja en el laboratorio de Parapsicología, las experiencias se realizan con las dos personas separadas, nunca una frente a otra.

El célebre sabio Carl G. Jung (1875/1961) en su clasificación de los sueños incluyó los extrasensoriales señalando lo frecuente que suelen ser los de tipo telepático.

(*) Antonio Las Heras es doctor en Psicología Social, filósofo y escritor.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...