Consideraciones sobre el cambio climático global

Por WALDO CHAYLE, Geólogo jujeño.

Existe una realidad que no podemos esconder ni desconocer. La capacidad del planeta para sostener a los seres humanos está disminuyendo irremediablemente cada vez más, la población crece, por lo tanto, también el consumo de recursos, la producción de desperdicios y de contaminantes.

Para satisfacer a la creciente población, se requiere mayor cantidad de alimentos, fábricas, vehículos, agua, vestimenta y vivienda, por lo tanto, todo esto, genera una situación adversa para el ambiente porque se requiere, por ejemplo, una sobreexplotación de los recursos naturales, las construcciones de todo tipo avanzan sobre tierras de cultivos y como consecuencia es necesario la deforestación para el uso de suelos que no siempre tienen el tratamiento adecuado por la mecanización, agroquímicos y desmineralización.

Todo esto tiene incidencia en la contaminación ambiental. Esta problemática se presenta en países desarrollados y subdesarrollados. A esto debemos agregar la pobreza en los países en desarrollo que por falta de recursos económicos no es posible resolver problemas de infraestructura, reestructuración de fábricas, entre otros.

Ante este escenario, el problema ambiental no se resuelve con el trabajo de un municipio o de una provincia incluso de un país, porque el cambio climático global afecta a todo el planeta sin distinción de áreas geográficas.

La cuestión ambiental se debiera tratar y resolver integralmente entre todos los países del mundo, para esto habrá que equilibrar la situación económica, política y social, ¿Sería posible algo así? , la verdad es que vemos como imposible de cumplir, cuando observamos enfrentamiento entre naciones, incluido las guerras, países que controlan o intentan controlar recursos naturales de otros países y por otra parte, la concentración económica de empresas multinacionales que desequilibran aún más las economías de países.

Todo el tiempo se registran efectos negativos sobre el planeta, como consecuencia del cambio climático, entonces se organizan cumbres internacionales, entre otras reuniones, para tratar la contaminación ambiental y evitar el cambio climático global.

Sin embargo, no se observan avances importantes, el problema avanza año tras año. Los planes o programas para proteger el ambiente deben ser de corto a mediano plazo, porque los problemas de restauración del medio ambiente requieren de mucho tiempo, incluso pueden originarse alteraciones irreversibles si no se tratan en tiempos adecuados.

En el tratamiento de los problemas ambientales la economía de un país es muy importante, porque si no tiene los recursos económicos difícilmente pueda resolver los problemas y los países desarrollados difícilmente dejen sus industrias y modos de vida o modificar ese estilo de vida y si lo hacen, les llevaría bastante tiempo.

Los países en desarrollo tienen otras preocupaciones, por ejemplo, la pobreza que crece por el aumento de población, la economía debilitada y gobiernos que fluctúan de derecha a izquierda y de izquierda a derecha o dictadores que no encuentran salida a sus problemas, no permiten el fortalecimiento de la economía y en consecuencia no es posible tratar el problema ambiental como corresponde.

Si pensamos en un ideal para resolver los problemas ambientales, los países desarrollados tienen que trabajar enérgicamente en transformar sus industrias, abordar seriamente la contaminación ambiental y aportar más recursos económicos a los países en desarrollo para afrontar los problemas.

Lamentablemente el ideal parece lejano. Mientras el mundo se encuentra en desigualdad económica, social y política, el cambio climático global por ahora, no se detiene.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...