¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
1 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

“El consumo del bioetanol puede ser una gran solución”

Así lo señaló el titular del Centro Azucarero Argentino, en relación al crecimiento de este combustible alternativo.
Lunes, 30 de octubre de 2023 23:58

Frente al desabastecimiento del combustible, que actualmente golpea a los usuarios jujeños y de todo el país y que se debe importar en gran porcentaje con la consiguiente salida de dólares, existe la alternativa como el bioetanol, que se produce en la provincia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Frente al desabastecimiento del combustible, que actualmente golpea a los usuarios jujeños y de todo el país y que se debe importar en gran porcentaje con la consiguiente salida de dólares, existe la alternativa como el bioetanol, que se produce en la provincia.

Las provincias que realizan una importante producción de bioetanol de caña de azúcar son Jujuy, Salta y Tucumán.

El bioetanol es un alcohol etílico de alta pureza, anticorrosivo y oxigenante que puede ser empleado como combustible, mezclándolo con las naftas en diferentes proporciones. En ese sentido, Jorge Feijóo, presidente del Centro Azucarero Argentino, conversó con El Tribuno de Jujuy y se refirió a la importancia de producir más bioetanol en el país. "La capacidad de refinación de hidrocarburos del país está en su límite de producción y el consumo del combustible en el país continua creciendo, el consumo de nafta del 2022 respecto al 2021 creció un 14% y este año se estima que el crecimiento sería de un 7% más", empezó contando.

Y remarcó que "hay una capacidad de producción de nafta en Argentina que no puede crecer, el aumento del consumo de bioetanol tanto de caña de azúcar como maíz puede ser una solución muy importante para satisfacer el abastecimiento interno con producción nacional, en lugar de importar naftas".

BIOETANOL | TODAS LAS NAFTAS ARGENTINAS TIENEN UN 12% DE ESTE COMBUSTIBLE.

Feijóo siguió mencionando ejemplos para graficar el escenario que se está viviendo y señaló que "la nafta importada en 2022 fue el doble del promedio de los cinco años previos, es decir, estamos en una encrucijada desde el punto de vista de producción y consumo, por lo que sería importante estimular la producción del bioetanol dentro del país".

Todas las naftas argentinas tienen bioetanol. "Aquí se usan un 12% de bioetanol, ya sea el que se hace con caña de azúcar y de maíz menos el gasoil, porque ese se mezcla con biodiesel, que es un biocombustible que se trabaja a partir de la soja".

Las provincias que producen bioetanol de caña de azúcar son Jujuy, Salta y Tucumán y las que producen bioetanol de maíz son Córdoba y Santa Fe. "Estamos aproximadamente en un millón cien mil metros cúbicos del producción anual", sostuvo, agregando que "el bioetanol que el sector sucro-alcoholero produzca va a ser absorbido por el mercado. Es importante que haya crecido en plantación de cañas de azúcar en los últimos 15 años, ha sido gracias a la Ley de Biocombustible que está desde el 2006, tuvimos incrementos de cañaveral que han tenido destino en diferentes partes del país".

JORGE FEIJÓO

El empresario Feijoó también hizo hincapié en el sector de caña de azúcar y entiende también que es parte de la solución para el cambio climático, ya que tiene dos aspectos como ser reducir emisiones con el etanol y capturar el dióxido de carbono con la plantación de caña. "Este sector con el bioetanol le aporta al transporte una reducción significativa, porque tiene emisiones que son del 74% inferiores en contaminación a las de los combustibles fósiles", aseveró.

Feijóo estuvo la semana pasada en la presentación del Reporte Integrado de Ledesma y se refirió al tema del bioetanol en lo que respecta a las compañías de aviación, ya sea en transporte de pasajeros, cargas u otros. "Todas están agrupadas en lo que se llama Iata (del inglés International Air Transport Association), que tiene todo previsto cómo va a incrementar el combustible sostenible de aviación (Sustainable Aviation Fuel) que se produce en varias rutas tecnológicas y una de ellas es el bioetanol. Tiene programado cómo tiene que ir creciendo la participación del SAF mezclado con el querosén de aviación, esto es algo que está ocurriendo y crece en todo el mundo, de manera que habrá más demanda en el transporte vehicular y también aeronáutico".

El consumo de nafta del 2022 respecto al 2021 creció un 14% y este año se estima que el crecimiento sería de un 7% más.

Grandes ventajas del biocombustible

Ledesma utiliza como materia prima para la fabricación de alcohol etílico o etanol, un subproducto del proceso de elaboración del azúcar que recibe el nombre de melaza. El proceso tiene básicamente dos etapas: Fermentación, de manera natural la levadura transforma el azúcar de la melaza en alcohol. Destilación: a través de diferentes temperaturas y presiones se separa el alcohol concentrado (96°) del mosto de fermentación. Este alcohol tiene varios usos, uno de los más conocidos es el medicinal, pero también se utiliza como insumo de varias industrias entre las que se destacan bebidas alcohólicas, polietileno, perfumes y cremas de belleza.

El alcohol también se transforma en bioetanol o alcohol anhidro, a través del proceso de deshidratación por tamiz molecular. De esta forma se elimina el agua pasando de 96° a 99.5° y se puede utilizar como combustible. El Programa Nacional de Biocombustibles y el Régimen de Promoción del Bioetanol establecen que las empresas petroleras deben mezclar sus naftas con un porcentaje de este alcohol. Se utiliza como insumo para las naftas que usan todos los autos del país, esto tiene múltiples beneficios: amplía la oferta de combustible, aporta valor agregado, ahorra divisas al país porque sustituye importaciones; pero el beneficio más importante y trascendente de este tipo de alcohol es medioambiental.

Al reemplazar combustible fósil no renovable (nafta) por bioetanol que proviene de fuentes renovables como la caña de azúcar, estamos colaborando con la reducción de la contaminación del aire y de los gases del efecto invernadero. Del total de la caña a procesar en la zafra 2023, se estima destinar el 75% a la producción de azúcar, y el 25% restante a la producción de alcohol. De este último, el 90% tiene como objetivo su conversión a bioetanol en el mercado de combustibles.