¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
22 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Un gobierno de unidad nacional “es el camino para salir de la crisis”

Diputado provincial por el Partido Justicialista y gremialista, se caracterizó por hacer siempre una interpretación correcta de los vaivenes políticos que mantienen en tensión al sector y la ciudadanía. Está convencido que Sergio Massa será presidente. De no ser así en noviembre, ya piensa en el trabajo que se deberá hacer para el 2025 y posteriormente para la gobernabilidad en el 2027.

Lunes, 30 de octubre de 2023 23:58

DANIEL SALAS

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

DANIEL SALAS

¿Cómo analiza lo sucedido en Juntos por el Cambio después de las generales?.

Se abrió una puerta interesante para el peronismo en el país, por la performance obtenida por Sergio Massa en las generales. Se hizo una buena lectura de la realidad, reconociendo los errores, pero con el compromiso de generar soluciones para los trabajadores, desocupados, reactivando la producción y el trabajo.

A nivel local sucedió algo similar, más allá del fenómeno Javier Milei, a la vez hubo una recuperación del justicialismo logrando una senadora y un diputado que ayudarán en definir las cuestiones legislativas que hayan que definir.

Pero en la lectura general, Milei después de 24 horas de perder y estar convencido que ganaba en primera vuelta, se obliga a ser uno más de la casta. Observar el rompimiento virtual de JxC implica probablemente su desaparición.

Rescato la neutralidad que debe correr en estos casos de partidos centenarios como el radicalismo. Creo que en la nueva construcción que se viene, surgirán nuevamente los partidos tradicionales, como el peronismo aggiornado a la realidad. Somos un movimiento y en el destaco el rol del sindicalismo respecto a la candidatura de Massa, hoy ya presidente, que expresó volver a la liturgia de nuestra doctrina, social y justicialista.

Milei debe haber desilusionado hasta a sus propios adeptos con la posición que tomó; vamos a tener un gobierno justicialista de unidad nacional, donde estarán los mejores hombres de cada pertenencia política, porque es el único camino para salir de la crisis.

¿En ese gobierno debe estar el radicalismo?, porque planteó su neutralidad.

La neutralidad no existe. Dejar en libertad de acción significa decir voten a los que más quieran, pero al que no hemos criticado. A quien no perdona es a La Libertad Avanza, encabezada por un libertario del siglo XIX con posiciones extremas, y eso ya no va.

En las Paso, Massa terminó tercero y en las generales primero. Nadie se imaginó ese resultado...

Interpretó las necesidades de la gente, las sugerencias de los sectores que se unieron para reforzar su posicionamiento y pueda ganar: la defensa de la escuela pública, el acceso a la salud, el salario digno, plena vigencia de las paritarias y convenios colectivos de trabajo, es algo que no está muy alejado de la social democracia y del radicalismo.

Aunaremos esfuerzos en el caso que ese enceguecimiento que tiene el verdadero artífice de Milei, que es Mauricio Macri, lo lleve a una dura derrota y, en definitiva, desaparezca lo que profesan.

Cuando dice que aunarán esfuerzos, ¿todos los sectores del PJ se juntarán por un objetivo?.

Trabajaremos desde el lugar que nos corresponda para que Massa sea presidente. El peronismo en Jujuy tiene una cuenta pendiente que se dirimirá en el 2024 entre marzo y abril, que es la intervención. Desde mi espacio político dentro del peronismo es absolutamente injusto; pero por sobre todo eso está la Patria, el Movimiento y los trabajadores. Iremos juntos adelante y después de las elecciones decidiremos nuestra cuestión. No hay otro camino, Massa debe ser presidente de los argentinos y será de raigambre netamente peronista. Cuando digo netamente peronista, es volver a las fuentes.

El secretario general de judiciales, Freddy Berdeja, sostuvo que hay que unirse hasta que duela.

Laboralmente los gremios estamos unidos en lo que respecta a ello. Nuestra entidad madre, la CGT, nos da las indicaciones y muestra el camino a seguir, y todos los sindicatos de Jujuy a través de la Regional estamos unidos.

Unión por la Patria en Jujuy ingresó una senadora y un diputado nacional, ¿fue con votos propios, de otros sectores peronistas alejados del PJ o enfrentados con los ganadores?.

Todo contribuyó con todo, también votos independientes y de sectores que no son del peronismo. El trabajo de Carlos Haquim, renovador de la primera hora, posee su propio partido, tiene su camino marcado, es difícil que intervenga en la estructura del PJ y hay que respetarlo. Por eso no dejó de ser peronista y renovador; tampoco dejó de ser un artífice de este gobierno que cuando ganó en su primera elección le aportó el 30% de votos derrotando al peronismo entonces.

El diálogo está con todos. Como diputado provincial por el Partido Justicialista hablo con Carlos Haquim, Guillermo Jenefes, Rubén Rivarola, con todos. Eso no significa que no podamos tener una misma concepción aunque vayamos por un lado o por el otro, tenemos el mismo objetivo: Massa presidente.

¿Quién es el referente de Massa en Jujuy?, parece que ahora todos son renovadores.

El renovadorismo en Jujuy no tenía un peso específico salvo en principio a través de Carlos Haquim. Hoy se da en el mecanismo de la negociación que tuvo el justicialismo o en la conformación del frente a nivel nacional que sugirió Massa, el hombre que nos conducirá. Ese renovadorismo que planteamos, en poco tiempo se transformará en el verdadero peronismo que necesitamos.

Con Massa, ¿se termina el kirchnerismo?.

No se responder eso. El kirchnerismo es una parte importante de lo que significó como matiz dentro del justicialismo, es un movimiento como el propio renovadorismo u otras expresiones. Creo que hay un cambio donde ellos modifican su posicionamiento, pero también hicieron un aporte importante para que Massa sea nuestro candidato a presidente y gane las elecciones.

En el conjunto de las concepciones, las ideas, y de la unidad, surgirá un pensamiento único mayoritario que nos permitirá que Massa sea un presidente y pueda gobernar.

Cuando Massa ganó, dijo que se había terminado la grieta.

Así es. Con el hecho de la implosión virtual o efectiva de lo que promocionó Macri, generó una grieta interna y explotó todo adentro. Por lo tanto los sectores que tienen territorio como el radicalismo y que no abandonan sus preceptos, no pueden convivir, y menos con libertarios extremistas.

Entendemos que es la desaparición o neutralización de un pensamiento que está perimido en nuestro país, que no es nuestra forma de pensar y volver a nuestras fuentes de los partidos que hicieron crecer a la Argentina, honrando como a Hipólito Yrigoyen, Raúl Alfonsín, Ricardo Balbín, Juan Perón, Néstor Kirchner, Cristina Kirchner y ahora Massa, los verdaderos conceptos y el pensamiento de lo que nosotros defendemos como país.

¿Qué pasa si Massa no llega a la presidencia?

Si es así, será porque el pueblo lo quiso. Gane quien gane todo estará sujeto a negociaciones en del marco de lo que es la gobernabilidad, y trabajaremos en reconvertir ese posicionamiento para llegar en el '25 o '27 a ser gobierno. Pero en lo que uno ve y avizora, salvo un desastre en nuestro país que ya de por si tiene una crisis con alta inflación, el próximo presidente es Massa.