¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
20 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El cese de obras podría frenar el gasoducto y afectar al NOA

Para la Unión Industrial de no ejecutarse la reversión del gasoducto Norte, afectaría la industr y el consumo domiciliario.
Lunes, 18 de diciembre de 2023 00:57

La perspectiva desde la Unión Industrial de Jujuy en torno a las medidas económicas anunciadas por Nación es de preocupación, en particular respecto al cese de la obra pública porque podría frenar la reversión del gasoducto Norte y perjudicar a la industria e incluso al consumo de gas en invierno. Planteó que las retenciones afectan al sector pero son transitorias, destacó que se hayan eliminado los Sira para importaciones, y consideró que el biocombustible podría ser una solución a la crisis del combustible.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La perspectiva desde la Unión Industrial de Jujuy en torno a las medidas económicas anunciadas por Nación es de preocupación, en particular respecto al cese de la obra pública porque podría frenar la reversión del gasoducto Norte y perjudicar a la industria e incluso al consumo de gas en invierno. Planteó que las retenciones afectan al sector pero son transitorias, destacó que se hayan eliminado los Sira para importaciones, y consideró que el biocombustible podría ser una solución a la crisis del combustible.

Respecto a las medidas tomadas en torno a las importaciones, reemplazando el sistema Sira por uno estadístico y de información que no requerirá de la aprobación de licencias, el presidente de la Unión Industrial de Jujuy, Federico Gatti, lo consideró positivo. "Todo lo que sea reducir o suprimir limitaciones, tener que pedir un permiso para poder importar un insumo a través de las Siras, que además es un régimen que tenía muchas sospechas que había corrupción en el medio, eso lo vemos muy positivo porque facilita el intercambio de insumos", afirmó. Destacó que el 30% de los insumos que utiliza la industria argentina es importado, por lo que consideró que es una forma de facilitar y acelerar la producción de bienes que luego se exportan.

En torno a las retenciones generalizadas del 15%, Gatti reconoció que afecta a la industria, al considerar que a todo aumento de impuestos, internos o derechos especiales de pago como las retenciones no lo ven como algo positivo. Sostuvo que habrá que aceptarlas, y que tendrá un impacto importante en las economías regionales y en las exportaciones industriales que no lo estaban pagando y que comenzarán a tributar.

"Es algo transitorio en vista de la situación económica que tiene la Argentina, son medidas de emergencia, es parte del esfuerzo que tenemos que hacer todos para recuperar las condiciones macroeconómicas que le permitan a Argentina producir, crecer, desarrollarse, exportar, ingresar divisas y generar fuentes de trabajo", explicó el titular de la Unión Industrial de Jujuy.

En torno a las medidas fiscales y las disposiciones del Banco, explicó que el ministro de Economía anunció diez puntos y aseguró que se está analizando desde el sector, cada una de las resoluciones y cómo será el impacto que tendrán.

Acerca de la decisión del Estado nacional de suspender la obra pública nueva, y cancelar las ya aprobadas cuyo desarrollo aún no haya comenzado, Gatti expresó que es un tema que preocupa bastante porque no solo afecta a las cámaras constructoras sino en el tema energético ya que impediría la reversión del gasoducto Norte que podría dejar a Salta y Jujuy sin gas para el sector industrial y doméstico.

FEDERICO GATTI, UNIÓN INDUSTRIAL

Recordó que el gasoducto que viene de la cuenca de Neuquén tenía la licitación lanzada, es bastante cara y consideró que es clave hacerla. "Si tenemos un invierno más crudo que el año pasado y la cuenca del Norte de Salta no logra abastecernos, vamos a tener problemas de suministro de gas. Eso sería agravar la situación de por sí ya complicada ", afirmó Gatti, quien también es el administrador general de la empresa agroindustrial Ledesma.

Sostuvo que esto ya se habló con la Unión Industrial Argentina porque esta medida podría complicar mucho la actividad industrial, por entender que en caso de falta de gas se corta primero a la industria y se prioriza el uso doméstico. Aseguró que tratarán de llegar para que el Gobierno nacional revea la situación de modo que vea la reversión de las válvulas del gasoducto, ya sea con financiamiento internacional o con participación de privados, ya que entiende que la obra debe hacerse.

Por otro lado, consultado sobre el efecto en la actividad industrial que pudiera tener la quita de subsidios a la energía, Gatti explicó que el sector ya venía con una altísima distorsión en cuanto a los costos de la energía respecto del centro del país. Explicó que sucede algo similar a lo que ocurre con el transporte de pasajeros, por lo que consideró que era algo que había que revertir y tener en condiciones de igualdad.

Ocasión para el biocombustible

Acerca del efecto del incremento del combustible, el titular de la Unión Industrial de Jujuy, Federico Gatti, explicó que se trata de un insumo esencial por entender que, si bien todo lo que se produce se transporta en tren, es considerado aún poco eficiente y no el de uso principal, por lo que los insumos y producción se mueve en camiones. Reiteró por ello que todo lo que subió el gasoil, “va a impactar obviamente en el costo de los insumos, de la producción y finalmente en el costo del producto que llega al consumidor; así que eso obviamente también es un generador indirecto de aumento de costos”.

Sostuvo que se sabía que no se podía tener un combustible a nivel internacional tan barato respecto del precio histórico, que siempre fue de alrededor de un dólar por litro. “Creo que parte de este programa es duro. Lo que hace es sincerar los precios relativos, que la energía y el combustible valga lo que vale, y a partir de ahí buscar un plan de estabilización y de a poco baje la inflación”, aseguró.

Gatti consideró que era necesario tener precios reales “conforme a lo que realmente cuesta el producto y no una maraña de subsidios y déficit permanente porque no generaba las condiciones para pagarlo y después estábamos emitiendo dinero con lo cual, eso alimentaba la inflación”. Sostuvo que se debe trabajar con precios verdaderos, sobre condiciones estables y a partir de ahí hacer una política macroeconómica que permita bajar la inflación, de modo que haya financiamiento externo para las empresas y empezar a crecer para tener un círculo virtuoso que facilite la inversión y generación de trabajo.

Consultado sobre la oportunidad que podría abrirse para el sector del biocombustible ante el aumento del combustible, Gatti explicó que desde que está el programa consideran que es la mejor manera de generar combustible limpio con inversiones en el Norte y que podría sustituir la compra al exterior por uno ambientalmente responsable y producido en esta región. “Creo que esto va a permitir que el Gobierno busque un régimen donde aumente el corte obligatorio para los biocombustibles, tanto lo que es biodiésel con soja como el etanol con caña de azúcar y con maíz; así que tenemos que ir en ese camino. Desde el Gobierno ya se hicieron la fórmula con lo cual hoy el precio que está pagando es el que está en la fórmula, por primera vez”, precisó Gatti. Explicó que se da después de mucho reclamar que se pague el biocombustible conforme a la ley y no de acuerdo a una resolución de la Secretaría de Energía, que aseguró hizo que los productores pierdan mucha rentabilidad debido a que se estaba pagando muy por debajo del costo. “Creemos que el bioetanol es una solución, lo era antes y más hoy que hay una crisis importante de la falta de dólares, entonces nada mejor que generarlos en el Norte con trabajo genuino en Tucumán, Salta y Jujuy”, finalizó.