¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Un hombre mató a casi toda una familia que se quejaba por los ruidos

El atacante tiene 39 años, es de nacionalidad mexicana y las víctimas todas hondureñas. En total murieron cinco personas, una de ellas un niño de 8 años. Dos bebés se salvaron.

Domingo, 30 de abril de 2023 01:04

Ayer, un hombre mató a cinco personas, entre ellas un niño de 8 años, todos hondureños, en una localidad cerca de Houston, en el estado de Texas, después de que le reclamaran por el ruido que provocaba al disparar un rifle en un patio vecino en un nuevo tiroteo en Estados Unidos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Ayer, un hombre mató a cinco personas, entre ellas un niño de 8 años, todos hondureños, en una localidad cerca de Houston, en el estado de Texas, después de que le reclamaran por el ruido que provocaba al disparar un rifle en un patio vecino en un nuevo tiroteo en Estados Unidos.

El sospechoso, identificado como Francisco Oropeza, un mexicano de 39 años, se encuentra prófugo y las autoridades dijeron que se emitió una orden de arresto en su contra

La Policía informó que encontró a las víctimas después de haber recibido un llamado que denunciaba acoso en la localidad de Cleveland, a unos 88 kilómetros al norte de Houston.

Tres de los muertos eran mujeres y dos hombres, entre ellos un niño de 8 años. Dos de las mujeres fallecidas estaban cubriendo con sus cuerpos a dos bebés, que sobrevivieron al ataque, dijeron las autoridades al canal ABC News.

"Intentaban proteger a los bebés y mantenerlos con vida", dijo el sheriff del condado de San Jacinto, Greg Capers, que aseguró que las víctimas recibieron disparos a corta distancia por encima del cuello, "casi al estilo de una ejecución".

En total se encontró a tres menores ilesos, pero cubiertos de sangre, que fueron trasladados a un hospital local.

Los investigadores creen que el atacante estaba disparando su rifle semiautomático AR-15 en un patio vecino a la casa de las víctimas, cuando éstos le pidieron que parara porque estaban tratando de dormir a un bebé.

El sospechoso supuestamente respondió: "Hago lo que quiero en mi patio".

Capers dijo a la emisora KTRK que un sistema de seguridad en la casa de las víctimas "lo captó acercándose a la puerta principal con un arma".

Por su parte, el Gobierno de Honduras pidió aplicar "todo el peso de la ley" tras este "terrible crimen".

"Exigimos se aplique todo el peso de la ley contra el o los responsables", dijo el canciller Enrique Reina al dar sus condolencias a los familiares de las víctimas en un tuit reproducido por medios hondureños. Señaló además que se instruyó al Consulado hondureño "contactar con las autoridades y dar seguimiento cercano al caso", consignó la agencia AFP.

En lo que va del año, hubo más de 170 tiroteos masivos en Estados Unidos, definidos así cuando cuatro o más personas resultan heridas o muertas, según la ong Gun Violence Archive.

"Ya no es sólo en los bancos, colegios, supermercados o las iglesias que los estadounidenses temen convertirse en víctimas de un tiroteo masivo", afirmó en un comunicado Kris Brown, presidente de Brady, una organización de prevención de la violencia armada.

 

Temas de la nota