¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
17 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Los orígenes de la fiesta

Las "Estudiantinas" de 1916 y 1917 del Colegio Nacional dieron origen al Vejigazo que marcó toda una época.

Martes, 12 de septiembre de 2023 00:24

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La Fiesta Nacional de los Estudiantes tiene sus orígenes en las "Estudiantinas" que realizaron entre 1916 y 1917 alumnos del Colegio Nacional "Teodoro Sánchez de Bustamante". En 1918 dieron origen al Vejigazo, cuyas sátiras políticas marcaron toda una época hasta que en 1947 los gobernantes de aquel momento censuraron esta expresión estudiantil "por razones de moralidad y buenas costumbres".

El fallecido periodista jujeño Juan Horacio Pasini Bonfanti, en su libro "El Vejigazo - Origen de la Fiesta Nacional de los Estudiantes", relató los pormenores de estas veladas concebidas "al sano servicio de la risa". En un principio tenían como escenario las instalaciones del establecimiento educativo y luego, dada la gran repercusión de las intervenciones de fuerte contenido político, comenzaron a realizarse en el teatro Mitre. Los estudiantes presentaban sketchs, reinventaban canciones y ponían en escena sátiras. Nadie se salvaba, gobernadores, diputados, empresarios y jefes policiales eran parodiados en memorables veladas.

Pasini Bonfanti destacó que las veladas se hacían todos los años el 20 de septiembre a partir de las 22 y duraban hasta mucho después de la medianoche. El espectáculo completo llevaba unas tres horas y hubo un año, 1938, en que se celebró en el cine teatro Marconi por refacciones en el Mitre.

En 1947 las autoridades prohibieron el Vejigazo y ordenaron la detención de los "vejigas", argumentando "razones de moralidad y buenas costumbres". En 1956 los estudiantes del Nacional intentaron, sin éxito, reeditar el Vejigazo. "La sanción impuesta nueve años antes seguía rigiendo con la misma fuerza y volvieron a censurarlos -apuntó Pasini Bonfanti-. Mataron de un plumazo el espíritu creativo, pensante, inteligente de muchas generaciones estudiantiles que podrían haber seguido disfrutando de ese humor sano y picaresco que solo albergó Jujuy con su gente", sostuvo.

En 1959, doce años después de la censura, el grupo del quinto año del Nacional intentó, otra vez y con el permiso de las autoridades, revivir el Vejigazo. Esa vez se realizó los primeros días de octubre porque el 20, 21 y 22 de septiembre ya desfilaban las carrozas por el centro de la ciudad. Y como con unos sketchs se "pasaron de la línea", según las autoridades, el Vejigazo fue enterrado definitivamente.