¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Preocupación por medidas del Gobierno nacional

José Rodríguez Bárcena, secretario de Cultura provincial, se manifestó sobre los anuncios de Milei. La “ley ómnibus” plantea el cierre del Instituto Nacional del Teatro y el Fondo Nacional de las Artes.

Martes, 02 de enero de 2024 00:25

El presidente Javier Milei impulsó medidas a través de un proyecto legislativo conocido como “ley ómnibus”, a través del cual causó gran preocupación en el ámbito cultural local.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El presidente Javier Milei impulsó medidas a través de un proyecto legislativo conocido como “ley ómnibus”, a través del cual causó gran preocupación en el ámbito cultural local.

Consultado por la situación imperante, el secretario de Cultura de la Provincia de Jujuy, José Rodríguez Bárcena, expresó que “las medidas impulsadas en el ámbito cultural, como la eliminación del Instituto Nacional del Teatro o del Fondo Nacional de las Artes, el desfinanciamiento del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y modificaciones en el Instituto Nacional de la Música, como así también dejar a la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, que cuenta con una Escuela de Cine en Jujuy, fuera del correspondiente esquema de financiamiento, significaría un grave perjuicio para el desarrollo cultural del país”.

Sobre la importancia de las industrias culturales y su impacto social, el funcionario indicó que “los recursos aplicados a este ámbito debieran ser considerados como inversión, no un mero gasto. En tal sentido, las industrias culturales en nuestro país significan grandes oportunidades en términos de producción y trabajo, necesitando muchas de ellas, sobre todo en sus etapas iniciales, del correspondiente acompañamiento y apoyo, como ocurre también con determinados proyectos artísticos independientes, tanto personales como colectivos”. “La cultura es lo que nos define y otorga sentido como sociedad, no siendo un simple objeto cotizable según reglas de mercado. Tampoco es aceptable, en ese sentido, desentender al Estado nacional de su función cultural, aspecto trascendente en un sistema federal como el nuestro”, remarcó Rodríguez Bárcena.

Respecto al funcionamiento actual de los institutos artísticos nacionales, como son, entre otros, el Fondo Nacional de las Artes, Instituto Nacional del Teatro, Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, el secretario de Cultura expresó que “se podría realizar un análisis crítico a través del diálogo, con el objetivo de proponer mejoras, optimización de procedimientos, líneas prioritarias de gestión, entre otras medidas proactivas. De allí a proponer su eliminación o desfinanciamiento sistemático, hay una gran distancia”.

Sobre las consecuencias que trae aparejada la propuesta de eliminar instituciones culturales, Rodríguez Bárcena precisó que “son entidades históricas, el Fondo Nacional de las Artes tiene más de 60 años de funcionamiento en nuestro país y viene acompañando el desarrollo de proyectos, procesos de formación, financiamiento de una amplia gama de propuestas artísticas y concursos periódicos; cumple un rol fundamental que posibilita la concreción efectiva de proyectos culturales. Eliminarlo significaría, claramente, una gravísima pérdida para el desarrollo cultural en Argentina. En el mismo sentido, la eliminación del Instituto Nacional del Teatro implicaría la pérdida de un espacio de referencia para un amplio sector artístico de nuestro país, logrado a través de un camino extenso de luchas y logros por parte de ese colectivo”.

Haciendo un análisis general, más allá del ámbito estrictamente cultural, el funcionario manifestó que “respecto a la polémica actual referida a la ‘ley ómnibus’ que impulsa el Gobierno nacional, en términos generales, una parte importante del contenido de ese proyecto supone puntos referidos a cambios respecto a estructura y dinámicas de la gestión estatal que en determinados aspectos podría resultar en soluciones para superar la crisis estructural que padece el país. Ahora bien, en otros aspectos, como el cultural, dicho proyecto de ley produciría graves consecuencias. Es por ello que este complejo proyecto debería tratarse punto por punto, dentro de los mecanismos que hacen a nuestro sistema republicano, con el nivel de análisis y compromiso necesarios, debido a la trascendencia y sensibilidad de los temas en cuestión”.

Finalmente, José Rodríguez Bárcena subrayó que “la cultura constituye una necesidad humana, siendo función del Estado propiciar, en articulación permanente con la sociedad civil, las condiciones óptimas para su desarrollo”