¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

30°
21 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Corrientes: entró a robar a la casa de su vecino y murió electrocutado

El delincuente ya había ingresado varias veces a la misma vivienda. La dueña está internada y un familiar habría dejado la «trampa letal» conectada al enrejado de una puerta trasera.

Jueves, 29 de febrero de 2024 16:11

El lunes, un joven delincuente murió por electrocución, luego de intentar ingresar a una vivienda que tenía las ventanas cableadas con alta tensión. Los dueños ya habían sufrido varios robos y algunos de esos los perpetró el mismo ladrón. Uno de los propietarios está internado en una clínica privada del centro de la capital correntina, por lo que la casa se encontraba sin moradores cuando el delincuente ingresó. Por horas su cuerpo estuvo «pegado» al enrejado hasta que sus vecinos lo hallaron. Ahora un fiscal investiga y analizan si harán algún tipo de imputación criminal a los dueños de la finca, por este hecho.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El lunes, un joven delincuente murió por electrocución, luego de intentar ingresar a una vivienda que tenía las ventanas cableadas con alta tensión. Los dueños ya habían sufrido varios robos y algunos de esos los perpetró el mismo ladrón. Uno de los propietarios está internado en una clínica privada del centro de la capital correntina, por lo que la casa se encontraba sin moradores cuando el delincuente ingresó. Por horas su cuerpo estuvo «pegado» al enrejado hasta que sus vecinos lo hallaron. Ahora un fiscal investiga y analizan si harán algún tipo de imputación criminal a los dueños de la finca, por este hecho.

El hecho ocurrió la tarde del lunes en una vivienda ubicada por calle Departamento Mercedes al 300, casi Esteban Bajac, en el barrio Sol de Mayo, propiedad de la familia Cabrera. Allí, un joven ingresó por la parte trasera de la finca con fines de robo. Los dueños no estaban, la mujer, de 87 años, está internada en una clínica privada y su esposo a su cuidado, por lo que se vieron obligados a dejar la casa sin moradores, pero con un mecanismo de seguridad que terminó siendo letal para el delincuente.

Rodrigo tenía 24 años y fue en un momento una gran promesa futbolística en el Club Atlético Mandiyú, hasta que la droga entró a su vida y la destruyó junto con su futuro, según comentaron quienes lo conocieron. «Robaba para pagar sus vicios», indicaron.

El lunes, por la tarde, mientras diluviaba sobre la capital correntina, el joven volvió a ingresar. Se había colocado una remera que le tapaba su cabeza y parte de su cara, como para evitar que lo reconocieran, pero no se percató de un detalle en la puerta metálica trasera que se llevó su vida.

Un solo contacto con el enrejado del portón posterior de la vivienda fue suficiente para que el ladrón reciba una fuerte descarga eléctrica que lo electrocutó. Los dueños habían conectado un cable desde el suministro eléctrico de la casa, a la puerta metálica y al hacer contacto el joven «quedó pegado». Sin nadie que lo ayudara en ese momento, el muchacho murió por electrocución en segundos.

El cuerpo estuvo allí por varias horas, hasta que llegó la Policía y peritos. Uno de sus hermanos lo encontró casi de inmediato de ocurrido el hecho, ya que escuchó un grito y al subir al muro de la casa lindera, Rodrigo yacía colgado del enrejado, aunque ya sin vida.

La Policía constató un cableado irregular sobre las rejas y ahora analizan la posibilidad de imputar, o no, a los dueños de la vivienda por la acción.

Hay preocupación, ya que se trata del segundo caso en menos de una semana, en que un delincuente muere por acciones de civiles que decidieron tomar la justicia por mano propia.

Temas de la nota