La Justicia le ordenó al IPS brindar toda la cobertura de salud a un niño

Un niño del interior profundo tiene la misma oportunidad que uno que reside en cercanías del hospital público infantil más prestigioso del país. Eso fue lo que la Justicia del norte de la provincia logró prácticamente en cuestión de horas para un chiquito de 8 años que padece una compleja patología que requiere de un largo tratamiento médico y de alta complejidad.

La que tomó la determinación con grado de sentencia fue la jueza de Personas y Familia Carmen Juliá, a requerimiento de la asesora de menores María Eugenia Hernández Berni, que había promovido una acción de amparo que, como se sabe, debe resolverse con la urgencia del caso.

"Disponga de todos los medios"

Así, la magistrada le ordenó al Instituto Provincial de Seguros de Salta (IPSS) que disponga de todos los medios para que el pequeño paciente de Tartagal sea asistido en el hospital Garraghan de la ciudad de Buenos Aires, se solventen todos los gastos que su atención genere y se atiendan eventuales nuevas patologías que puedan surgir de ahora en más.

Juliá ordenó, además, que la obra social provincial reintegre todos los gastos -traslado, estadía, prácticas médicas- que los papás del menor hayan hecho hasta el momento en que la Justicia garantizó la atención médica que el estado de salud del niño requiere.

Se concretó en cuestión de horas

María Eugenia Hernández Berni, al referirse a la acción que comenzó en la Asesoría de Menores a su cargo y que resolvió la jueza de Personas y Familia Carmen Juliá, recordó que "el día sábado 26 de octubre, a la tarde, cuando estábamos de turno, se presentaron los papás de un niño que presenta varias patologías complejas que surgieron al momento de nacer, que sufrió un paro cardiorrespiratorio que posteriormente determinaron una afección neurológica, entre otros problemas de salud muy severos".

"Los padres me consultaron, totalmente angustiados, qué podían hacer ya que el IPSS no había autorizado que el pequeño sea tratado en Buenos Aires, tal como pedían los médicos que lo estaban tratando aquí en Tartagal y en Salta capital", explicó la funcionaria judicial.

Una traba tras otra

Y agregó en su relato de la angustiante situación que "el comité que evalúa las derivaciones fuera de la provincia había considerado que debía seguir siendo asistido en la ciudad de Salta a pesar de que uno de los profesionales lo había derivado al hospital Garraghan de Buenos Aires".

La obra social provincial "de manera intempestiva y de un día para el otro resolvió que el tratamiento debía continuar en Salta. Esto, a pesar de que los papás ya tenían programado el viaje para el lunes siguiente, con los turnos, los pasajes en la mano y el hospedaje pagado, no obstante la interconsulta que ya se le había hecho al niño en el hospital Garrahan un año antes y que había sido pedida por los mismos profesionales que lo trataban en la ciudad de Salta", agregó la doctor Hernández Berni.

"Y para colmo, le indicaron otro profesional que la Auditoría Médica del IPSS consideraba adecuado", dijo.

Todo el cuadro de situación coadyuvó a que la Justicia norteña actúe de inmediato para brindarle una solución al niño, que le salve y mejore su calidad de vida.

   Carmen Juliá, juez de Personas y Familias.

La puerta de acceso a la Justicia

La Dra. María Eugenia Hernández Berni precisó que “como Ministerio público pupilar y por ser la puerta de acceso a la justicia de la población, tenemos el compromiso de trabajar de manera muy diligente, sobre todo cuando lo que está involucrado son cuestiones de salud”.
“Ese es un derecho que le asiste a todos los ciudadanos, tengan o no una cobertura médica. Cuando la gente que está pasando por una situación similar, se trate de una obra social que como en este caso se negaba a cubrir la derivación o se trate de un hospital público, y se sientan afectadas deben llegar hasta la asesoría donde trabajamos en turnos continuos, los fines de semana o días feriados porque las urgencias de salud no esperan los días hábiles”, agregó la abogada.
“El compromiso que tenemos todos los magistrados por igual es dar las garantías de que vivan en un paraje o en un pueblo del interior, todos tenemos el mismo derecho de acceder al servicio de salud que tiene un adulto o un niño que vive en Buenos Aires. Garantizar la igualdad de oportunidades a través de estos mecanismos que nos da la justicia es lo fundamental”, remarcó la doctora Hernández Berni.
 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...