Los mensajes misteriosos y ocultos en la Laguna Colorada, ubicada a doce kilómetros de la ciudad de La Quiaca en dirección sudoeste, a tres kilómetros de la ruta provincial 5 que conduce hasta la histórica Yavi, es uno de los sitios que no puede dejar de ser visitado por quienes transitan por el norte provincial.
Allí los visitantes encontrarán uno de los paisajes más bellos en toda la Puna, enmarcado por el cordón de los cerros Ocho Hermanos.
La laguna ofrece un espectáculo imponente durante todo el año. Se trata de un oasis natural en una geografía agreste por naturaleza, pero al comenzar septiembre cambia su aspecto transformándose en un lugar paradisíaco.
No solamente la hermosura natural propia de estas latitudes está en Laguna Colorada, sino que el lugar cuenta con una innumerable cantidad de petroglifos, pictogramas, ideografías o diseños mostrando cuan rica, avanzada y compleja era la cultura de los pueblos originarios -que datan de la época precolombina-.
Quien visita la laguna siente el llamado de nuestros antepasados, del andar por la tierra que cobija a diario en su seno, nos da la energía para seguir viviendo y compartiendo. Según la cosmovisión andina desde tiempos remotos el sol es considerado la fuente más importante de energía, no hay nada como sentir esa fuerza a 3442 metros de altura sobre el nivel del mar. En esta parte del cosmos para los Aimaras es Willka-Tata, Quechuas Tata-Inti, teniendo en cuenta el centro del universo, el sol es la estrella cercana a nosotros. Por ello los años andinos tienen comienzo el 21 de junio, durante ese día la luz solar es menor que la de costumbre en todo el año, y su opuesto complementario el 21 de diciembre porque la tierra esta mas alejada en su orbita alrededor del sol. Volar en el espacio, recorrer el interior de uno mismo, encontrar la paz, sentir el paisaje, ver el tiempo y estar en libertad todo ello esta en Laguna Colorada.

Interpretación de símbolos

En su gran mayoría los petroglifos fueron descifrados por el grupo de investigación Kuntur (Cóndor), que también se encarga de preservar el lugar.
La vicuña es uno de los animales de la región que los antiguos habitantes representaron sobre la piedra, antiguamente era utilizada en muchas ceremonias andinas, actualmente esta protegida.
Aves como lechuzas garza, suri, gallareta son algunas especies simbolizadas en pictogramas todas ellas forman parte de la fauna puneña. Además uno de los felinos temidos por los pastores en la región, el puma. Fuego, Agua, Aire y Tierra son los cuatro elementos de la naturaleza que los antiguos sabios reflejaron y simbolizaron para siempre como un mensaje concientizador. Varios símbolos forman parte de esculturas o recuerdos que el visitante puede llevarse como souvenir al visitar la localidad de La Quiaca, único lugar donde los artesanos trabajan con piedra laja.

Como llegar

Desde San Salvador de Jujuy, vía terrestre partiendo desde la Terminal de ómnibus hasta La Quiaca por la ruta nacional 9 en colectivo de línea.
Son aproximadamente 4 horas de viaje. En automóvil particular el tiempo puede variar. La ruta está totalmente pavimentada y en muy buenas condiciones.
Una vez en La Quiaca ciudad limítrofe con Villazón (Bolivia), que cuenta con todos los servicios gastronómicos y hoteleros, el visitante puede optar por contratar los servicios de transporte, ya sea trafic, remis o taxi hasta Laguna Colorada.
Puede hacerlo también en su propio vehículo ya que el camino está bien señalizado.

Recomendaciones
La visita debe hacerse durante las horas del día, para poder apreciar en total plenitud el paisaje, puede tomar fotografías pero no tocar los sitios arqueológicos.
Frente a la plaza central del pueblo al lado de la iglesia hay servicio de guías especializados. Es recomendable llevar siempre ropa de abrigo. Aunque el día esté soleado, la temperatura desciende durante la tarde.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...