A las 23.30 del viernes a la noche cuando ingresaron al microestadio, el féretro con el cuerpo de Emanuel Ortega, un cerrado aplauso hizo tronar el recinto.
Perico es especial, donde el dolor une a la gente, por eso fue masiva la presencia del pueblo en la despedida del pibe surgido de las inferiores del "expreso".
"Yo lo acompañaba en los partidos de novena de Talleres. Era un changuito con 13 años cuando se fue a la escuela de fútbol, Sagrado Corazón de Rosario. A los 16 pasó a Banfield y hace poco firmó su primer contrato, quería ayudar a su familia. Se nos fue cuando empezaba a concretar su sueño de ser futbolista profesional" contó muy emocionado Rubén Velazquez, o el "Runa Cusi Cusi" ante El Tribuno.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...