Cientos de migrantes intentaron nuevamente cruzar al Reino Unido desde el norte de Francia por el túnel del Canal de la Mancha en la madrugada de ayer, aunque en menor número que las noches anteriores.

Los policías contabilizaron entre 800 y 1.000 inmigrantes en los alrededores de la terminal del Eurotunnel, en la ciudad francesa de Calais, una cifra menor a los 2.300 intentos registrados en las noches anteriores. Unos 300 fueron arrestados.

La empresa Eurotunnel dijo también que había sido una noche menos intensa que las anteriores, aunque no dio cifras exactas.

Las medidas de seguridad del lugar estuvieron "muy bien coordinadas con los nuevos equipos (de las fuerzas del orden) llegadas ayer (miércoles) por la noche", subrayó un portavoz de la empresa gestora del túnel.

El tráfico por el túnel, fuertemente perturbado el día anterior, apenas se vio afectado. Hasta la mañana de ayer no se reportaron atrasos en ambos lados del túnel del Canal.

La policía interceptó a la gran mayoría de los cientos de migrantes que trataron de ingresar en las instalaciones de Eurotunnel sin violencia.

El túnel bajo el Canal de la Mancha es escenario desde hace varias semanas de intentos masivos de intrusión de migrantes dispuestos a lo que sea por llegar a Reino Unido.

Un joven sudanés murió el miércoles golpeado por un camión y ayer fuentes judiciales informaron sobre la muerte, dos días antes, de un migrante herido en la cabeza al intentar colarse en un tren que murió el martes por la tarde en un hospital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...