Una reportera y un camarógrafo de una cadena local del estado de Virginia, en Estados Unidos, ayer fueron asesinados a tiros cuando realizaban una transmisión en vivo, en un ataque filmado también por el propio agresor, quien tras difundirlo en las redes intentó suicidarse.
Embed
El sospechoso, identificado como Vester Flanagan, pero también conocido como Bryce Williams, de 41 años y exempleado del canal para el que trabajaban los periodistas asesinados, murió debido a una herida de bala que se autoinfligió, informó el alguacil del condado de Franklin en una conferencia de prensa.
Perseguido por la Policía, el vehículo en el que viajaba el sospechoso salió de la ruta y se estrelló.
Los policías encontraron al hombre con una herida de bala y gravemente herido. Murió pocas horas después en el hospital.
Los asesinatos, que desataron una cacería para encontrar al agresor y provocaron el cierre de las escuelas locales, volvieron a poner en el tapete los temores sobre la violencia armada en Estados Unidos.
Las personas asesinadas a tiros, la periodista Alison Parker, de 24 años, y el camarógrafo Adam Ward, de 27, realizaban una entrevista en vivo para la cadena Wdbj (afiliada a la cadena de televisión CBS) en Roanoke, unos 385 kilómetros al suroeste de la capital estadounidense.
"Envías a gente a zonas de guerra y a situaciones peligrosas, a revueltas, y temes que salgan lastimados", dijo el gerente de Wdbj, Jeffrey Marks, quien más temprano había confirmado las muertes a los telespectadores. "Envías a alguien a hacer una nota sobre turismo y ¿cómo puedes imaginar que pase algo así?".
"Eran un equipo"
El gerente de la cadena sostuvo que los dos periodistas asesinados "estaban enamorados de otros miembros del equipo" del canal de televisión.
"Estoy paralizado", publicó en Twitter el novio de Parker, el presentador del noticiero Chris Hurst.
"Trabajaba con Adam todos los días. Eran un equipo. Estoy desconsolado por su novia", añadió Hurst.
La novia de Ward, Melissa Ott, productora en el canal de televisión, se encontraba en la sala de control de la estación cuando tuvo lugar la agresión, dijo Marks. Ott estaba en su último día de trabajo en el canal, pues se iba a otra estación en otra ciudad, por lo que se había organizado una fiesta de despedida con sus colegas de Wdbj. "Éste iba a ser un día de celebración por el tiempo que trabajó aquí y para desearle buena suerte", indicó el gerente.
Marks indicó que Bryce Williams había trabajado para la cadena de televisión y que hace unos dos años fue despedido.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...