La canciller alemana, Angela Merkel, anunció ayer que pretende endurecer la legislación para los refugiados que delincan, tras los robos y agresiones sexuales ocurridos en la ciudad de Colonia en la noche de Año Nuevo, algunos presuntamente protagonizados por refugiados.
En Colonia, el movimiento xenófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida) aprovechó la tensión generada en el país para convocar una manifestación en Colonia, donde reunió a 1.700 personas y enfrentó a la policía.
La dirección del partido de Angela Merkel, la Unión Demócratacristiana (CDU), se reunió ayer en Maguncia, y puso sobre la mesa un extenso catálogo de medidas en respuesta a un escándalo que sacudió al país.
Según datos facilitados por la policía de Colonia, se recibieron 379 denuncias por delitos presuntamente cometidos frente a la estación de tren en la última noche del año, el 40 % de ellos por agresiones sexuales.
Platean endurecer las penas para los delitos sexuales, que se considere violación, aunque no haya coacción o violencia.
En un comunicado, la policía señaló que los individuos que investiga proceden de países norafricanos y son "solicitantes de asilo y personas que se encuentran de manera ilegal en Alemania", aunque todavía se estudia si se los puede acusar de delitos concretos y en qué grado.
La policía federal identificó a 31 presuntos delincuentes, fundamentalmente por robos y lesiones, y 18 de ellos eran solicitantes de asilo.
En la denominada "Declaración de Maguncia", la CDU plantea retirar el derecho de asilo a los refugiados condenados, tanto a prisión como a libertad condicional, que suele aplicarse en penas menores de dos años, y rebajar los límites para la deportación de delincuentes extranjeros.
"Los delincuentes que, por ejemplo, de manera reiterada cometen robos o insultan a las mujeres deben también experimentar la dureza de la ley", manifestó Merkel, quien en los primeros meses del 2015 se mostró abierta a la recepción de refugiados, tras señalar que presentará estas propuestas a los socios socialdemócratas de la gran coalición de gobierno para su aprobación.
El documento de la CDU plantea también endurecer las penas para los delitos sexuales, que se considere violación, aunque no haya coacción o violencia, y que se castiguen penalmente comportamientos como el acoso sexual.
Según Merkel, los sucesos de la noche de Año Nuevo pusieron de manifiesto que las actuales leyes son insuficientes y generan inseguridad en la población.
Casi 10 días después de los hechos y en un clima de tensión, el movimiento xenófobo Pegida junto a la formación ultraderechista Pro Koln (Pro Colonia) reunieron en Colonia a cerca de 1.700 personas.
La marcha fue disuelta por los agentes antidisturbios con cañones de agua, ante el lanzamiento de botellas y petardos por parte de grupos de manifestantes, identificados como miembros de la agrupación "Hooligans contra Salafistas".
Este movimiento ultraderechista protagonizó una batalla en Colonia en 2014, cuando sus integrantes se enfrentaron a la policía y cincuenta agentes resultaron heridos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...