Marcos Bonaccio , el niño de dos años que había desaparecido la noche del miércoles y era intensamente buscado en la localidad bonaerense de Caseros fue encontrado ayer por la mañana, doce horas después de que se dieran cuenta de su ausencia, en el patio de la casa de un vecino.
El nene fue encontrado en el interior de una casa situada a unos 70 metros de su domicilio, y ahora intentan establecerse como llegó hasta allí.
"Lo encontré tirándole pastos a los perros", sostuvo el vecino que halló el niño en el techo del quincho de su propiedad después de acercarse al lugar porque había escuchado ladrar toda la madrugada a los animales.
En declaraciones a la prensa, el hombre señaló que al ver al chico le preguntó que hacía y le respondió que estaba "jugando".
"Para no asustarlo le dije que estaba bien y fui a buscar a la Policía", sostuvo el vecino, que admitió que no sabía como el chico había subido al techo del quincho, aunque especuló con la posibilidad de que hay una especie de escalera en el terreno lindero.
Miriam, una tía del pequeño, dijo que lo importante es que lo encontraron "bien", aunque señaló que "tenía mucho frío", por lo que enseguida le dieron leche caliente.
"Es muy chiquito y no habla, apenas llamó a la mamá", expresó la tía.
Marcos desapareció alrededor de las 19:30 del miércoles tras estar junto con su familia en la puerta de su casa de Tres de Febrero y Mateo Echegaray, de esa localidad del noroeste del Gran Buenos Aires.
El chico caminaba junto a su abuelo, en un momento se soltó la mano y escapó, en un descuido del hombre. Desde ese momento todo el barrio comenzó a movilizarse, por lo que en minutos vecinos y amigos de la familia se sumaron a la Policía en búsqueda del menor.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...