Mágica noche compartida con sus pares más queridos y sus afectos que demostraron el amor por el arte que él les inculcó. En la noche del jueves, Jorge Albarracín, artista de las letras que cumplió cuarenta años de su primera publicación, celebró con recuerdos, artes plásticas y poesía, aquel momento especial en su camino.
La noche comenzó con las palabras de Carlos "Tuta" Albarracín, profesor de Literatura, quien se refirió en una charla con la organizadora Ildiko Nassr (escritora y amiga además de Jorge), sobre la obra del homenajeado y sobre lo que significa para él ser hermano de un poeta.
Luego Nassr leyó las palabras de la escritora Hairenik Eliazarián de Aramayo, quien de esa forma se hizo presente en esta especial oportunidad.
El clima de este encuentro fue muy cálido y muy íntimo, con una estructura preparada pero a la vez con la informalidad que le da el tratar con gente conocida con la que siempre colaboró y con la que siempre cuenta.
Así es que la continuación de la velada fue con la música de Pipo Meriles, quien interpretó canciones de su autoría.
Conversando con Susana Quiroga, otra escritora reconocida de nuestro medio y amiga, Jorge desanduvo el camino de los números publicados de la revista Capricornio, que supo mentar y realizar con gran altura. El nivel quedó más que reflejado mientras iba mencionando los autores de poemas e ilustraciones de tapa que fueron acompañando cada número. Por Capricornio, una de las publicaciones culturales que hizo historia en Jujuy, pasaron obras de artistas de la talla de Medardo Pantoja (la familia del pintor facilitó un suelto de sus obras para la tapa del primer número de la revista), Juan Carlos Entrocassi, Luis Pellegrini, Brígido Abán, Raúl Gordillo y desde los textos, creaciones maravillosas de Domingo Zerpa, Néstor Groppa, Ernesto Aguirre, Dora Blanca Tregini, Mario Busignani, por mencionar sólo algunos. Las tapas se iban proyectando en una pantalla detrás de la mesa del escritor, y ante cada una los presentes, muchos de ellos vivieron y tuvieron ejemplares de la revista en su tiempo, fueron recordando con gran satisfacción cada una de esas publicaciones.
Capricornio toma un valor más caro aún, cuando después de un tiempo recorriendo sus números, encontramos a grandes maestros, muchos ya desaparecidos con gloria, y muchos otros que siguen vigente con gran renombre en la actualidad.
Mientras todo esto ocurre en el escenario del salón Azul del Centro Cultural "Héctor Tizón", a un costado el dibujante José Sosa, realiza en vivo una caricatura de Jorge Albarracín, que le entrega justo cuando termina la proyección de Capricornio.
La fiesta de los cuarenta años escribiendo (formalmente) continuó con las manifestaciones de sus hijos y nietos. Gerardo Albarracín, músico, actor y docente, subió al escenario para interpretar junto a su sobrina (nieta de Jorge), Ana Luz Albarracín, un poema de su padre al que musicalizó, titulado "Aires jujeños", que se publicó en el libro "La sombra del Xibi Xibi".
Luego siguió El Ekeko que es un grupo musical que conformó Gerardo con otro de los hijos del poeta, Federico Albarracín, y otros músicos. En el primer trabajo discográfico del grupo, "Corazón arcilloso" se grabaron algunas obras de Jorge, musicalizadas por Gerardo. Ese tema que le da nombre al disco, fue el que eligió El Ekeko, para interpretar en honor al poeta.
"El canto que está bajando", fue el segundo y último tema elegido, cuyo texto se publicó en el libro "Desde el Trópico de Capricornio a la Cruz del Sur". Entre el público, estaban su compañera de vida y de bohemia poética -como él la define-, Nora; su hija Alfonsina, y sus otros nietos; Hugo Cid Conde, quien hizo en 1986 la presentación en el Teatro Mitre, de su primer libro y escritores como Sergio Zago, Isabel Zelaya, Nelly Teresita Bulacios, Elena Bossi, etc.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...