El gobierno de Estados Unidos anunció ayer nuevas regulaciones destinadas a seguir aumentando el comercio y los viajes con Cuba, entre las que se destaca la autorización a los cubanos e instituciones financieras de la isla para usar dólares en ciertas transacciones, por primera vez desde que está vigente el embargo, hace más de 50 años.
Las medidas anunciadas por los departamentos del Tesoro y Comercio este miércoles, a pocos días del comienzo de la visita oficial a Cuba del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prevista para el próximo lunes, aunque llegará a La Habana el domingo.
Bajo las nuevas normas, los bancos estadounidenses estarán autorizados a abrir y mantener cuentas para que ciudadanos cubanos residentes en Cuba reciban pagos en Estados Unidos por transacciones autorizadas o exentas, y que remitan dichos pagos de nuevo a la isla.
Además, los cubanos que obtengan un visado de no inmigrante para una estancia en Estados Unidos, por ejemplo atletas o artistas, estarán autorizados "a cobrar un sueldo o compensación", es decir que podrán ganar salarios y estipendios que superen los gastos básicos de subsistencia, anunciaron ayer conjuntamente el Departamento del Tesoro y de Comercio.
Entre las medidas también se encuentra la reanudación del envío de correo postal y los viajes a EEUU con fines educativos.
En cuanto a las regulaciones sobre viajes, por primera vez se permitirán las visitas individuales de estadounidenses a Cuba con fines educativos, "para fomentar el contacto entre los dos pueblos", sin necesidad de formar parte de un grupo como ocurría hasta ahora.
Este cambio, "está diseñado para hacer que el viaje educacional autorizado a Cuba sea más accesible y menos costoso para los ciudadanos estadounidenses y aumentará las oportunidades para establecer relaciones directas entre los cubanos y los estadounidenses", explicó la administración demócrata.
No obstante, sigue en pie la normativa que prohíbe a los estadounidenses realizar viajes meramente turísticos a Cuba. Los norteamericanos están autorizados a viajar a la isla únicamente en doce categorías, entre ellas por motivos familiares y por intercambios culturales, académicos y educativos.
Otra de las nuevas regulaciones anunciadas a menos de una semana del histórico viaje del presidente Barack Obama a La Habana está relacionada con la autorización de "mercadería de origen cubano" en terceros países, que permitirá que los estadounidenses que viajan, por ejemplo, a Europa compren y consuman productos de alcohol y tabaco de origen cubano mientras estén en el extranjero.
En lo que hace a "mercado y comercio", la Oficina de Control de Activos Extranjeros ampliará la autorización que actualmente permite la importación de aplicaciones móviles de origen cubano, también a la importación de software, así como habilitará la provisión de becas y subvenciones educativas.
Esta nueva relajación de las restricciones a los viajes y el comercio con Cuba que impone el embargo es una de las más significativas desde el inicio del acercamiento bilateral en diciembre de 2014.
En enero pasado el gobierno estadounidense -por decisión de Obama- anunció nuevas reglas para hacer más fácil la financiación de las exportaciones a Cuba y aumentar los viajes autorizados a la isla.
Además, los dos países acordaron restablecer a partir de hoy el servicio de correo postal directo con un vuelo inaugural.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...