El interés de los inversores en lo que será la primera emisión de deuda de Argentina en más de una década es asombroso, dijo en la jornada de ayer el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.

"La demanda es asombrosa", afirmó Prat Gay, por la decisión de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que levantó las restricciones que pesaban sobre el país y habilitó la emisión y el pago de la deuda externa.

El ministro describió así la gira que están realizando funcionarios argentinos para medir la demanda sobre una emisión de deuda que sería ofrecida el lunes.

Destacó el ministro que el pago a los holdouts y a los fondos "buitre" se dará gracias a un "cambio radical" en la voluntad política de la Argentina para poner fin a una larga batalla legal con los acreedores que se negaron a las reestructuraciones de 2005 y 2010.

El funcionario se expresó así al exponer en Washington sobre "La nueva visión económica de la Argentina" en el Programa mundial empresarial y económico del Consejo Atlántico, en el marco de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial.

Prat Gay reconoció que la tasa de inflación de dos dígitos de la Argentina debe empezar a mostrar señales de alivio en la segunda mitad del año, aunque agregó que se necesitaría mucho tiempo para que llegue a un nivel más manejable.

La salida del default

Alfonso Prat Gay afirmó que "Argentina dejó atrás el oprobio del default" y estimó que con este acuerdo "se generarán inversiones genuinas que crearán empleo", una situación que permitirá estar "cada vez más cerca del objetivo de llegar a la pobreza cero tal como lo propuso Macri". "Financiaremos el déficit fiscal sin ajuste porque obtendremos crédito. Esto permitirá inversiones y se generará empleo, algo que no ocurre desde hace cuatro años. El Gobierno pasado arrastró el problema con los "buitre", se demoró en llegar a un acuerdo y eso nos costó millones de dólares", destacó el ministro.

"Parte del mundo"

El presidente Mauricio Macri afirmó que la Argentina "ha vuelto a ser parte del mundo" tras el fallo que habilitó la salida del default. Macri afirmó que la salida del default "abre enormes puertas para multiplicar" las inversiones en el país y sostuvo que la Argentina pueda poner en marcha un proceso de crecimiento sostenido que genere empleo y tenga como eje la "productividad". "La Argentina ha vuelto a ser parte del mundo en términos de ser un país que no tiene conflictos, que no está en default y que no está en incumplimiento", señaló, y destacó el "consenso mayoritario de los argentinos" para alcanzar ese objetivo.

Elogió, además, el apoyo de gobernadores y legisladores de distintas fuerzas políticas para "terminar con este conflicto financiero que arrastrábamos desde hace años". Macri se pronunció en esos términos en una rueda de prensa que ofreció luego de recorrer la planta industrial de la empresa Bridgestone, en la localidad de Llavallol, que anunció una inversión de 187 millones de dólares en el país.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...