El padre Blas Libur llegó a nuestra provincia desde Indonesia y forma parte de la congregación del Verbo Divino.
Por la vocación de misioneros, muchos sacerdotes llegan a la provincia desde este país para evangelizar en nuestra provincia.
El sacerdote Loli Libur indicó que desde hace tiempo necesitan la construcción de la parroquia Nuestra Señora de Loreto, porque es una de las sedes de Alto Comedero, por sus dimensiones e influencia con instituciones civiles y educativas.
"Siempre quisimos agrandar el templo para atender a más gente y personas que se acercan", dijo el padre sobre la pequeña capilla que se encuentra en la intersección de las calles Santa Clara y Yuto, a tres cuadras del hospital Carlos Snopek.
El padre, que mantiene una estrecha relación con la comunidad, afirmó que la capilla atiende a más de 70 mil habitantes de Alto Comedero y por este motivo desean ampliar sus instalaciones en un terreno ubicado en la misma manzana.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...