"No entendemos el razonamiento empleado para vincular un acto administrativo de hace 9 años de un Gobierno con la supuesta comisión de delitos que son materia de investigación. Cuando uno no encuentra una razón seria y valedera para una imputación, se ingresa al terreno de lo absurdo e ilegal. Si nos ajustamos a las suposiciones, tenemos que decir que esta imputación contra el exgobernador Eduardo Fellner está motivada por razones políticas. Y esto está mal", fue la reflexión del diputado justicialista y reconocido abogado penalista Alberto Matuk.
A Fellner lo imputó el fiscal Gustavo Araya por la supuesta comisión del delito de "defraudación al Estado y abuso de autoridad", por que ordenó en 2007 la creación de la Unidad Ejecutora Provincial que administraba los recursos que luego se liberaban a las cooperativas de trabajo.
Días pasados diputados de la bancada peronista analizaron la situación judicial y expresaron su solidaridad y respaldo al exmandatario, quien hasta entrada la tarde del jueves no había sido notificado sobre su imputación, que ya era conocida por algunos medios. "Parece una metodología de la Justicia Penal de Jujuy que la prensa se entere primero y después, allá lejos, lo hagan los imputados", dijo indignado.
Como segunda anormalidad, Matuk señaló que "se está buscando una condena social. Esto es inconducente, una desprolijidad inmensa, un ataque a la clase política y a un gran gobernador, a un hombre que ha trabajado a destajo por Jujuy".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...