El presidente interino de Brasil, Michel Temer, respondió en la jornada de ayer con tono irónico a la defensa que su exaliada, la mandataria suspendida Dilma Rousseff, que se realizó ayer en horas de la tarde en el Senado que la somete a juicio político, al afirmar que no tuvo la "satisfacción" de escucharla.
"Les voy a decir algo: no tuve tiempo de escuchar; confieso que no pude escuchar (el discurso). Estuve trabajando en algunos asuntos y no tuve la satisfacción de seguir el discurso", dijo Temer.
La mandataria, sin nombrarlo, calificó de "usurpador" al Gobierno interino conducido por Michel Temer durante su defensa ante el Senado.
Temer, luego de un acto en el Palacio del Planalto, a 100 metros del Senado, con atletas olímpicos que participaron en los Juegos de Río 2016, dijo que espera "respetuosamente el resultado de la decisión del Senado Federal".
"Soy obediente a las instituciones", comentó en una breve declaración a los periodistas.
En abril último, Temer y su Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (Pmdb) abandonaron la alianza con Rousseff y se unieron a la oposición tradicional, que logró el pasado 12 de mayo suspender el mandato de la jefa de Estado, al aceptar el Senado el juicio político por delitos fiscales.
La prensa recordó que en una publicación de la red social Twitter del 30 de marzo de 2015, cuando grupos opositores pedían el juicio político, Temer escribió: "El impeachment es impensable porque generaría una crisis institucional; no tiene base política ni jurídica".


¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...