Un colector cloacal fue dañado esta semana, provocado por terceros que no cuentan con la solicitud de interferencia autorizada por Agua Potable de Jujuy. Son reiterados este tipo de situaciones, que arruinan la infraestructura sanitaria de la provincia.
Días pasados sobre ruta nacional Nº 66, a la altura de un santuario del Gauchito Gil, una empresa que realizaba trabajos de movimientos de suelo en las zona, rompió un colector cloacal de 160mm de PVC.
El daño produjo rápidamente que el personal operativo y técnico de Agua Potable de Jujuy disponga de todos sus recursos para dar solución al inconveniente generado, y desde la empresa proveedora de agua potable informaron que los gastos de la reparación se cobrarán por la vía correspondiente a la compañía que interfirió en el funcionamiento.
El presidente de Agua Potable de Jujuy, Víctor Galarza, dispuso que se optimicen los recursos técnicos, operativos y de logística necesarios para sanear la delicada situación, no solo por el peligro que generaba al medio ambiente del sector; sino especialmente por todas las familias y transeúntes que residen en las inmediaciones del populoso barrio.
En menos 15 horas se pudo reemplazar parte del ducto averiado y algunas piezas especiales que fueron afectadas por la "irresponsabilidad y falta de profesionalidad de la empresa causante de la rotura".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con la implementación de detectores de mentiras en Jujuy?

Importante ahora

cargando...