La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Mundial de la Migración (OIM) pidieron ayer a Estados Unidos que mantenga "su larga tradición" de proteger a los que huyen de conflictos y evitaron -al mismo tiempo- criticar abiertamente la nueva política de restricción de entrada de refugiados e inmigrantes al país.

"Esperamos que Estados Unidos continúe con su claro liderazgo y su larga tradición de proteger a aquellos que están huyendo conflictos y persecuciones", afirmaron las dos entidades en un comunicado conjunto.
Más directa, Amnistía Internacional (AI) aseguró que la decisión de Trump tendrá "consecuencias catastróficas".
"Con respecto al gobierno de Trump ya se han confirmado algunos de nuestros peores temores. De un plumazo, el presidente Trump ha llevado a la práctica la retórica xenófoba llena de odio de su campaña electoral excluyendo a personas tan solo por su religión", afirmó el secretario general internacional de AI, Salil Shetty.
"Las necesidades de los refugiados y los migrantes en el mundo nunca han sido mayores, y el programa de reasentamiento de Estados Unidos es uno de los más importantes del mundo", afirmaron en el texto.
Las dos agencias de la ONU recuerdan que esta política aplicada hasta ahora por Washington permitió "rescatar" a algunas de las personas más vulnerables del mundo y al mismo tiempo "enriquecieron" a la sociedad estadounidense.
"La contribución de los refugiados y los inmigrantes en todo el mundo ha sido extremadamente positiva", agregaron.
Más de 60 millones de personas en el mundo se vieron obligadas a huir de sus hogares, la mayor cifra desde la Segunda Guerra Mundial.
A pesar de las decisiones tomadas esta semana por Trump -además de limitar la entrada de refugiados e inmigrantes construir un muro en la frontera con México- la OIM y Acnur afirmaron que siguen "comprometidos" para trabajar con el nuevo gobierno "hacia el objetivo compartido de asegurar un programa de reasentamiento seguro".
Desde octubre pasado (coincidente con el inicio del actual año fiscal en Estados Unidos), las autoridades estadounidenses admitieron a 25.600 refugiados.
Estados Unidos es el mayor contribuyente de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), que financió con casi 1.500 millones de dólares (en el 2016), por encima de la Unión Europea (341 millones).

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...