HUELLAS/ EN LOS CUERPOS DE AGUA RETRAÍDOS QUEDARON PRESERVADAS EN SEDIMENTOS QUE SE TRANSFORMARON EN ROCAS.

En la Quebrada de Humahuaca hubo dinosaurios. Así lo indica el reciente descubrimiento de huellas de dinosaurios y aves del período Cretácico que hizo un grupo de investigadores de las universidades de Tucumán, Río Negro y Salta. El hallazgo fue publicado en las prestigiosas revistas científicas Journal of African Earth Sciences, Palaeogeography, Palaeoclimatology y Palaeoecologyse.

Actualmente el equipo sigue trabajando en distintos puntos de Salta y Jujuy en rocas de la misma edad en varios descubrimientos aún no publicados.

"Venimos trabajando hace unos años en la Quebrada y recientemente hemos encontrado una superficie con huellas de dinosaurio, que son del Cretácico (período) superior, cuando estaba terminando y antes de que se produzca la famosa extinción", afirmó a El Tribuno de Jujuy, Carlos Cónsole Gonella, doctor en Geología y paleontólogo del Conicet, del Instituto Superior de Correlación Geológica (Insugeo) y de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) del grupo que realizó el hallazgo.

INVESTIGADORES/ CÓNSOLE GONELLA Y PARTE DEL GRUPO QUE HALLÓ LOS RASTROS.

Específicamente, estas huellas pertenecen al Maastrichtiano, de una edad de entre 72 y 66 millones de años, correspondiente al final del Cretácico, cerca de la famosa extinción de los dinosaurios que tuvo lugar al finalizar la Era Mesozoica.

Sin embargo, aseguran que la presencia de huellas de dinosaurios era conocida por la gente de Maimará desde hacía varias décadas.

Por cuestiones climáticas y estacionales el agua se retraía, aislando entre sí grandes lagos. A lo largo de estas líneas de costa, dinosaurios y aves dejaron huellas.

RECONSTRUCCIÓN PALEOAMBIENTAL Y PALEOBIOLOGICA. AUTOR JORGE GONZALEZ

Estas huellas, además de otras similares recientemente descubiertas y las avianas (producidas por aves) fueron investigadas por un grupo interdisciplinario. Se trata de Cónsole Gonella; la bióloga y paleontóloga Silvina de Valais y el geólogo y paleontólogo Ignacio Díaz Martínez de la Universidad de Río Negro; y las geólogas Rosa Marquillas y María Cristina Sánchez de la Universidad Nacional de Salta en el marco de proyectos de las universidades mencionadas y de la Agencia Nacional de Promoción Científica.

En estos trabajos se identificaron huellas de diferentes tipos de dinosaurios y aves.

Los rastros de dinosaurios corresponden a grandes terópodos carnívoros y a los herbívoros saurópodos titanosaurios y ornitisquios. Entre este último grupo destaca que se han identificado huellas que se relacionan con hadrosaurios, sugiriendo por un lado su presencia más al norte de Argentina.

En tanto, las huellas de aves descubiertas corresponden a aves costeras acuáticas. Algunas de ellas probablemente similares a las modernas gallaretas, según detallaron.

El paleoambiente

Los investigadores dilucidaron cómo habría sido el ambiente, “paleoambiente” en el que vivían estos seres del pasado. “Dado las evidencias, se interpreta que la zona habría sido parte de un "mar’ muy extenso pero de pocos metros de profundidad y con influencia de mareas, lo que en geología llamamos un sistema epicontinental”, dijeron. Estos cuerpos de agua albergaron una variada cantidad de vida; peces de diferentes tipos, moluscos, invertebrados de varios tipos, inclusive estromatolitos, que son el registro de la actividad de algas, similares a los que aún se desarrollan en lagunas de la Puna argentina.

A lo largo de estas líneas de costa, los dinosaurios y aves transitaron dejando huellas que quedaron preservadas en los sedimentos que luego se transformaron en rocas en decenas de millones de años. Los movimientos de placas tectónicas por los que se formó la Cordillera de los Andes expusieron estos estratos casi verticales, dejando a la vista huellas preservadas en ellos.

Gran “patrimonio”

El grupo de investigadores viene trabajando desde hace varios años. Por el valor del descubrimiento consideran que podría gestionarse que se declare “Patrimonio cultural”. Gonella explicó que consideran que dado lo valioso del descubrimiento podría generar medidas que declaren a la zona “protegida” como patrimonio de la provincia. Un antecedente fue el de Bolivia con el descubrimiento de huellas en Cal Ork"o en Sucre, que postularon como “Patrimonio cultural de la humanidad”. Es por ello que consideran que con este descubrimiento Maimará podría implementar este tipo de declaración para protección y desarrollo turístico.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...